La Procuraduría General de la Nación solicitó al director de la Policía suspender de forma inmediata la utilización de la Escopeta calibre 12 empleada por el Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, para disolver revueltas.

La decisión fue tomada en medio del desarrollo a la investigación por la muerte del joven Dilan Mauricio Cruz Medina, durante una manifestación el pasado 23 de noviembre.

Para el Ministerio Público el uso de la escopeta calibre 12 en el control de disturbios por parte de la Policía Nacional, representa un serio peligro para la comunidad, lo cual se ha hecho palpable no sólo en Colombia, sino de manera reciente en las manifestaciones que se han venido presentando en Chile y desde épocas pretéritas en varios países, como ha sido plasmado en diferentes medios de comunicación a nivel global.

Según los testimonios del proceso,  en las manifestaciones de fin de año de 2019, fue la primera vez que un arma de este tipo utilizada en Bogotá y su operación, no tiene en cuenta jerarquías por lo que cabe resaltar que ninguno de los instructores que declararon ante el despacho, la hubiera portado para esas fechas.

El ente de control en su solicitud advirtió que con la incorporación al inventario del Esmad en 2017 de la escopeta calibre 12 y su munición de impacto dirigido, incurre en la vulneración de la Constitución Política en su artículo 216.

Dicho artículo precisa que el fin de la Fuerza Pública “es el mantenimiento de las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas, y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz”.

Fuente: NotiCentro 1

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios