El ex rector de la Universidad del Atlántico, Carlos Prasca Muñoz, entregó a este medio declaraciones en las que hace algunas precisiones sobre su gestión al frente de la rectoría de esa alma máter.
Prasca Muñoz manifestó que, “durante 12 años dirigiendo a la hoy Institución Universitaria Pública ITSA a la que tomé posesión cuando solo era papel en la Ley 391 de 1997 y durante seis meses funcionó en mi casa y la dejé con una plataforma y modelo que ha permitido que 14 de sus 17 programas universitarios tengan acreditación de alta calidad, que se apliquen tres periodos académicos por año, que no se haya perdido un solo día de actividad académica en 20 años de funcionamiento, que sea un referente nacional en buen uso de los recursos públicos y en niveles transparencia; eso no lo puede desconocer su Diario; además, dirigí por un año el Programa de Administración Educativa en la CUC donde también fui por 5 años asesor académico en la Oficina de Planeación, 9 años catedrático en la Facultad de Educación, catedrático en la Maestrías en Educación de Uninorte, Javeriana, Externado, Unisimón; miembro de los Consejos Superiores de Unimagdalena, Uniatlántico y Presidente del Consejo Directivo del INFOTEP de Ciénaga. Miembro de la Sala Institucional de CONACES, cofundador de la Red de Instituciones Técnicas, Tecnológicas y Universitarias Públicas de Colombia, REDTTU y su primer presidente”.
Prasca dijo además que, “el periodismo local monitoreó durante 4 años mi desempeño como Secretario de Educación del Atlántico, lo cual hice con mucha transparencia y buen manejo como los casos de haber contribuido para que 21 poblaciones, la mayor parte rurales hoy tengan instituciones y centros educativos; 487 maestrías beneficiaron a maestros en servicio, 96 profesores de inglés hicieran cursos de inmersión en Arizona y Londres, 140 maestros hicieran Especializaciones, entre ellos, rectores y coordinadores que previamente habían capacitados en un diplomado denominado Rectores Líderes Transformadores por Uninorte y la Fundación Empresarios por la Educación; 400 maestros residentes en el Atlántico pudieron ser trasladado de otros entes territoriales certificados y regresar a instituciones cercanas a su lugar de residencia; acabe con el lío de la homologación y la pagamos a sus beneficiarios; 18.000 estudiantes iniciaron jornada Unica; se construyeron las instituciones educativas afectadas por la ola invernal de noviembre de 2010, se adquirieron 102 hectáreas de terrenos en los municipios y que hoy permite que se hayan construidos 27 infraestructuras educativas en el gobierno Verano, se proyecto la regionalización universitaria en SUAN y SABANALARGA y se puso en marcha la Sede Regional Sur en el municipio de Suan y se adquirieron 9 hectáreas donde hoy se construye la Sede Regional Centro en el municipio de Sabanalarga”.
Con relación a la forma como Carlos Prasca fue escogido como rector de la Universidad del Atlántico, este aclaró: “no hubo concurso alguno; en la Universidad del Atlántico, según los Estatutos vigentes, los estudiantes y profesores para presentar candidatos ante el Consejo Superior Universitario deben hacer consultas, yo no fui candidato presentado por estudiantes o profesores, yo fui candidato postulado por el Representante de Egresados, Leyton Barrios, como también fueron inscritos otros candidatos por miembros del CSU que tenían derecho a postular; mi hoja de vida fue escrutada, revisada y evaluada y al final, tres de los postulados cumplimos los requisitos exigidos en los Estatutos Universitarios vigentes. Además, los diferentes fallos demostraron que César Lorduy actuó correctamente y aquí estamos en un país donde hay un Estado de Derecho que todos los ciudadanos debemos acatar y respetar”.
Dijo además Prasca que invita a quienes le critican en lo personal, que “con evidencias hagan mención de de alguna situación en el momento de mi aspiración rectoral que manche mi hoja de vida como persona, funcionario o padre de familia

Crisis de la Universidad
El exrector Carlos Prasca sostiene que, “no puede estar en crisis una Universidad que hoy tiene en Fiduciaria Davivienda más de $110.000. 000.000 sin comprometer y se juega a la falacia mamerta de la crisis financiera de Uniatlántico para generar el caos; no puede estar en crisis una universidad que acredita en alta calidad en 29 meses de gobierno 14 programas de 22 en total que hoy gozan de ese beneficio; y no puede estar en crisis una universidad que se acredita institucionalmente en alta calidad; no puede estar en crisis una universidad que cambia su sistema de admisión poroso y cuya respuesta se conocían 15 días antes de su aplicación en los municipios de los Montes de María y cuyas respuestas se vendían la noche anterior a su aplicación en Centros Comerciales de Soledad y además, se le pagaban a la Universidad Nacional de Colombia $ 1200 millones por la ejecución de este procesos poroso y corrupto y se pasó a un proceso fundamentado en los resultados de SABER 11 de los últimos 5 años donde hay criterios de equidad y permite referenciar con otras IES, el tipo de estudiantes admitidos en Uniatlántico y sin costo alguno para el ente universitario; no puede estar en crisis una universidad que después de 70 años de estar funcionando adopta un sistema de gestión documental y cierra las puertas a la corrupción; no puede estar en crisis una universidad que fortalece la regionalización universitaria, la Sede Regional Sur en Suan pasó de 163 a 1100 estudiantes y se inició la construcción de la Sede Regional Centro en el municipio de Sabanalarga con capacidad para 3800 estudiantes; no puede estar en crisis una universidad que acabó con el peaje a cuentas con más de un año, o 180 días, o 90 días de retención en Tesorería y con dineros en la fiduciaria; no puede estar en crisis una universidad que respetaba el derecho a recibir oportunamente los pagos salariales de sus empleados o pensionados y honorarios de sus contratistas a quienes lo normal era recibir pagos a los 60 días o más; no puede estar en crisis una universidad que crece su planta docente de acuerdo a los requerimientos de sus unidades académicas, más de 150 docentes ocasionales se incorporaron al servicio universitario; no puede estar en crisis una universidad que crece sus grupos de investigación de 61 a 85 grupos reconocidos por Colciencias y cada vez con más calidad; no puede estar en crisis una universidad que proyecta más oferta académica en pregrado y posgrado, ahí están las nuevas maestrías en derecho, los programas diseñados en medicina, medicina veterinaria y zootecnia, ingeniería civil; no puede estar en crisis una universidad que envía a sus estudiantes de lenguas extranjeras con 80% de créditos académicos cumplidos a universidad en el sur de la Florida con todos sus gastos pagos a mejorar sus competencias profesionales en el idioma inglés y vuelve gratuito el aprendizaje del idioma inglés a todos los estudiantes que ingresan a la Universidad desde 2018; no puede estar en crisis una universidad que pone en funcionamiento el Centro de Convenciones Universitario del país más grande y mejor dotado, que rescata y pone en marcha su coliseo cubierto que fue sede de los juegos Centroamericanos 2018, que rescata y pone en marcha su cancha de sóftbol y béisbol; no puede estar en crisis una universidad que por fin termina los estudios para construir y poner en marcha el Parque Tecnológico del Caribe; no puede estar en crisis una universidad que diseña el rescate de la Sede Centro; no puede estar en crisis una universidad que rescata y adecua su sede de posgrado en la Sede Centro; no puede estar en crisis una universidad que se le reconocen sus primeras tres patentes; no puede estar en crisis una universidad que construyó edificio de investigaciones con 9.000 metros cuadrado y dotó de mobiliario; no puede estar en crisis una universidad que ya cumple con el 87% de Acuerdo de Reestructuración de Pasivos; no puede estar en crisis una universidad que tiene el más grande centro de idiomas con 7500 estudiantes y con presencia en Barranquilla, Puerto Colombia, Galapa, Suan y Sabanalarga; no puede estar en crisis una universidad que en agosto de 2018 acabó con el tugurio que afeaba su ingreso con ventas ambulantes y hoy organizada en su interior; no puede estar en crisis una universidad que le quitó a una contratista que no aportaba un solo peso desde 2007 el negocio de las cafeterías; no puede estar en crisis una universidad que entrega a sus estudiantes 3170 almuerzos subsidiados cuando en junio de 2017 solo eran 1200 almuerzos subsidiados”.
Finalmente Prasca asegura que, “si puede estar en crisis una universidad mamertizada y sin acceso a contratos de los líderes estudiantiles mamertos; con la olla de microtráfico en su interior más grande del país, con ganancias que superan los 20 millones de pesos diarios a los ‘jíbaros’; si puede estar en crisis una universidad donde los mamertos promotores de la violencia (profesores y estudiantes) reclutan, adoctrinan, someten y vuelven adictos a las drogas a un gran número de jóvenes primíparos y que luego, involucrados en estas sectas mamertoides, generan dificultades a la convivencia de sus familias; si puede estar en crisis una universidad con tomas constantes como medidas de presión para acceder al poder financiadas por un grupo de profesores y de algunos sindicalistas y que han causado la muerte de 6 estudiantes durante su desarrollo, 4 en 2006, uno 2016 y Madeleine, la última de 2019 y frente a la cual los mamertos violentos hacen total silencio y son indiferentes”.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios