El pasado 25 de octubre en San Francisco, provincia de Córdoba Argentina, una mujer luego de haber sufrido un intento de robo quedó en estado vegetal al golpear su cabeza contra el pavimento, el hecho, catalogado como milagro, es que la mujer logró despertar un mes después cuando escuchó la voz de su hija, de dos años le pedía ser amamantada.
La niña, quien no dejó de ver a su madre en el mes que estuvo inconciente, sintió apetito  por lo que se acercó a su pecho y reaccionó de inmediato.
Según algunas informaciones , los hechos que ocasionaron su condición,  cuando el hombre intentaba despejarla de su pertenencias, ella iba a bordo de una moto de la cual cayó y se golpeó la cabeza. debido al grave traumatismo cerebral que sufrió es que quedó en estado vegetativo.
A pesar de que fue atendida de inmediato y se ingresó a cirugías las cosas no marcharon bien, los médicos veían un cuadro poco alentador ya que los medicamentos que se le suministraban su cuerpo los rechazó originando su estado.
La mujer quedó postrada a una cama, su esposo un poco desesperado, con dos hijos que la necesitaban, al pensar que no había evolución en su salud, incluso ya estaban pidiendo la autorización de órganos, posiblemente entraría a muerte cerebral.
A pesar de este cuadro tan desalentador, se dieron cuenta que presentaba actividad neurológica e incluso de vez en cuando movía las manos y los ojos.
A cuatro semanas de observación y tratamiento ocurrió algo milagroso, cuando su hija de dos años, que no habla, llegó al hospital.
El padre de la niña, la sentó en la cama; ella no dejó de ver a su madre y empezó a hacer un sonido con su boca, gesto que utilizaba para pedirle leche a su madre, y de la nada ella se levantó la bata para que su hija comiera.
El padre en entrevista para televisión argentina expresó, “fue algo mágico y único como prácticamente volvió a la vida, los que estaban en el cuarto lloraron pero de felicidad, ahora entiendo como el instinto de madre es poderoso”.
#LALIBERTAD

Comenta aquí: