El Expresidente Juan Manuel Santos rindió libre versión ante el Concejo Nacional Electoral, en el marco preliminar de las investigaciones que adelanta dicho ente con respecto a la presunta financiación que realizó la compañía brasileña Odebrecht a su campaña de reelección en el 2014.
Este miércoles los magistrados Doris Ruth Méndez Cubillos, Luis Guillermo Pérez y Renato Rafael Contreras, integrantes de la Comisión Especial de Investigación acompañados por la Procuraduría, fueron los encargados de escuchar la declaratoria del expresidente.
Al rededor de las 11 de la mañana se dio inicio a la diligencia y al finalizar se dirigió a los medios en una rueda de prensa, en donde expresó que su asistencia al llamado del tribunal no era de carácter obligatorio.
“Como lo dicen los magistrados en unos autos, no era obligatorio que yo viniera. Lo hice a pesar de que tengo fuero como expresidente de la República, porque durante la candidatura nunca dejé de ser presidente”. señaló.
Sostuvo que lo hizo a pesar de que varias personas han solicitado archivar las diligencias preliminares porque los hechos que las motivaron fueron investigados, fallados y declarados con caducidad.
Cabe recordar que al inicio de las investigaciones el expresidente comunicó por medio de sus abogados que realizaría la declaración por escrito, sin embargo, el CNE solicitó que tal diligencia debía hacerse de forma presencial.
En cuanto a su postura, Santos reiteró con respecto a las acusaciones en su contra que que lleva “tres años en silencio sobre este tema de Odebrecht. Tres años en los que han dicho todo tipo de mentiras, falacias, acusaciones, calumnias, muchas veces con clara intención política. He guardado silencio para no politizar la justicia, y para respetar las instituciones a las que además les pedí que por favor investigaran a fondo todos los hechos a la mayor brevedad posible”.
Finalmente, Santos especificó en su conclusión sobre la diligencia: “No tengo nada de qué defenderme. Mi defensa son los hechos y la verdad. Y nadie del otro gobierno ha sido siquiera acusado de recibir pesos de sobornos, y todas las acusaciones de presuntos delitos en mi campaña han sido desvirtuados. No hay indicios ni pruebas que vinculen mis campañas presidenciales con Odebrecht”.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: