Gigantes de Barranquilla repitieron dosis este viernes, en el segundo juego de la última serie del año, al derrotar 2-0 a Leones de Santa Marta en el estadio Édgar Rentería y quedar solamente a un triunfo de llegar al tercer lugar del torneo de cara a las semifinales.

La victoria se la agenció en una salida de calidad durante seis entradas el derecho venezolano Will Changarotty, mientras que la derrota la cargó en como abridor Christian Olmos, quien apenas y jugó un tercio de entrada.

Olmos tuvo que cargar la derrota pues entregó la primera carrera del juego en caballito al otorgar cuatro bases por bolas consecutivas en la primera entrada cuando apenas había retirado a un bateador. Así las cosas, con Andy Vásquez al bate y las bases llenas, no pudo corregir su rumbo y puso 1-0 al rival.

Tras esto, aún con las bases cargadas, Daniel Vellojín sacó un elevado de sacrificio al bosque de la derecha para empujar una más y aumentar la diferencia a 2-0.

De allí en adelante Changarotty se mostró dictatorial sobre la lomita no permitiendo que ningún león llegara a posición anotadora, hasta que se retiró en la sexta entrada y desde ese momento los relevos Alexis Paredes y Wuilder Rodríguez hicieron buena labor para sostener la diferencia.

En la octava entrada llegó la puntilla de los Gigantes, luego de que Andy Vásquez impulsó desde tercera a Bryant Flete, que se embasó por una base por bolas y llegó a tercera por un error del parador en corto, con un rodado por segunda base para 3-0.

Justo cuando parecía que Gigantes se iba ir en la noche sin ningún imparable, Edilberto Mendoza, con dos en circulación y dos out en la pizarra, conectó un batazo entre los jardines izquierdo y central para tear dos más y poner el marcador con un contundente 5-0.

Ya para sellar el triunfo, José Morla entró para clausurar el juego en el noveno, permitiendo dos imparables al enfrentar a cinco hombres.

Con este triunfo, Gigantes se pone 2-0 arriba en la serie y quedó a un triunfo de desbancar a los Vaqueros de Montería del tercer puesto. Pues aunque pierda uno de sus dos restantes juegos, lo peor que pasaría es que quedarían empatados y en el enfrentamiento particular entre los dos, los barranquilleros les desplazarán su puesto.

Así las cosas, de ganar este sábado o domingo, Gigantes sería tercero y tendría que enfrentar en las semifinales a los Caimanes, en serie semifinal al ganador de tres partidos de cinco, que se jugaría enteramente en el estadio Édgar Rentería.

Este sábado proseguirá la serie con el tercer partido, desde las 5:00 de la tarde y el abridor por los naranjas será Jackson Solarte.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios