Centrales obreras consideran ridículo y mezquino el reajuste del 6% del mínimo

3

Con total rechazo recibieron las centrales obreras del país la cifra de 6% en el reajuste del salario mínimo para 2020 fijada por el Gobierno. Consideran que el incremento es injusto y por ello están llamado a nuevas movilizaciones para el próximo año.

Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, indicó que “El incremento del 6%, una burla del presidente Duque al país, a los pobres y una adición a los 10 billones del regalo que en la reforma tributaria le dio a los súper ricos”.

“Ridículo enorme del gobierno y los empresarios por 20 mil pesos, no llegar al millón, indicó Orjuela en su cuenta de twitter.

Mencionó que el presidente Duque es súper bondadoso con los más ricos de este país, mientras que es un súper miserable con los más pobres. “Lamentamos que no haya oído el clamor nacional de aumentar a un millón de pesos el salario y se haya tomado esa decisión”, comentó el presidente de la CUT.

Fabio Arias, Fiscal de la CUT, anotó que “El decreto unilateral de Iván Duque del salario mínimo de un miserable 6% muestra que solo gobierna pa los empresarios. Se sigue de espaldas al país. Una nueva burla a los trabajadores vulnerables. Unidad para avanzar viva el paro nacional”.

Edgar Mojica, secretario general de la CUT, también dejó ver su inconformismo con el incremento del mínimo. Precisó que “Este aumento ratifica el carácter plutocrático de este gobierno, solo beneficia a los empresarios y grupos económicos. Los trabajadores debemos organizarnos y en las calles conquistar derecho a salario digno. Viva el paro nacional”, anotó.

Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo, CGT, precisó que las más de 500 mil trabajadoras y trabajadores confederados en la CGT consideran injusto el incremento del mínimo decretado por el Gobierno.

“Creemos que es mezquino obsequiar excepciones billonarias a un puñado de empresas y no aumentar lo justo a los trabajadores colombianos”, indicó la CGT.

Agregó que pueda que la diferencia sea de menos de 20.000 pesos para llegar al millón de pesos pero que el problema es que esta es una limitación pues, con ese dinero se deja de comprar una bolsa de leche, o huevos, o algún producto de la canasta familiar, que sea indispensable para los más pobres.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios