Este viernes, La Jurisdicción Especial para La Paz (JEP), ordenó la entrega de 33 cuerpos de posibles víctimas del conflicto armado colombiano que están bajo custodia del Laboratorio de Osteología Antropológica de la Universidad de Antioquia.

La medida se produce una semana después que la propia JEP anunciara que en un cementerio del municipio de Dabeiba, Antioquia, se encontraban enterrados los cuerpos de unos 50 civiles que habían sido reportados como guerrilleros en el marco del escándalo de los ‘falsos positivos’.

La JEP también dispuso que los restos deben ser entregados a la Unidad de Investigación y Acusación (UIA) de la JEP, y a la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD).

En su mayoría, los restos proceden del Cementerio El Universal (Medellín) y sobre ellos la JEP había decretado hace unos meses “medida cautelar de protección”.

“Se ordenó el mantenimiento de la medida cautelar que consiste en el sellamiento parcial y temporal” del citado laboratorio universitario, “con el fin de que los 33 cuerpos que están en custodia sean preservados y conservados hasta que se tomen las medidas pertinentes por parte de la UBPD para proceder a la identificación y entrega a sus familiares”, indicó la JEP. Así mismo, la JEP ordenó seguir con la elaboración técnica del inventario general de los cuerpos hallados y avanzar en las labores para identificar si evidentemente corresponden o no a víctimas del conflicto armado.

Comentarios