¿Docentes y Políticas educativas estatales culpables de las falencias académicas de Colombia?

Por: Francisco Javier Peñaranda Ibarra
Escribo el siguiente artículo aprovechando el boom del momento: Resultados de Colombia en la Pruebas Pisa, atendiendo a que esta prueba es solo una variable estadística para medir el “Conocimiento” de una sociedad y aunque este método estadístico sirva para prever situaciones, de manera personal considero que el gran problema de la educación colombiana radica en dejar de lado la formación cualitativa del ser humano en las practicas pedagógicas de los docentes y en las políticas educativa estatales implementadas para la educación colombiana, que solo apuntan a arrojar datos de cantidad de graduados en el bachillerato, en carreras técnicas de 3 o 6 meses de formación, en carreras universitarias con proyectos educativos que dejan por fuera la investigación y la incorporación de la tecnología por “falta de recursos”, no siendo más con este abre boca pasamos al plato fuerte para luego llegar al postre.
Un plato fuerte que comienza con la crítica al Estado colombiano y su baja inversión al sector de la educación teniendo en cuenta que para el año 2020 será de 44,1 billones, ha aumentado la inversión digamos que sí, ¡Pero!, hagamos una pausa y analicemos, ¿alcanza este valor a cubrir todas las necesidades educativas desde la primera infancia hasta la educación superior? o peor aún ¿en que se está invirtiendo? Pues la realidad es que, es poco dinero para tantas necesidades educativas de nuestra amada Colombia y la inversión a la que apunta el Estado se queda simplemente en aumentar a nivel de infraestructura para luego manejar el Discurso estadístico de que se avanza en tener más Instituciones Educativas para así poder abarcar toda la población, pero donde está la inversión en recursos pedagógicos, didácticos, tecnológicos, el acceso con bajos costos a la preparación continua de los docentes, esto último permitiría que el proceso de enseñanza-aprendizaje fuera de manera eficiente en la formación integral de los estudiantes.
Un pequeño ejemplo de cómo podemos fortalecer los procesos académicos y llegar a la formación integral es: la construcción de bibliotecas, según las dimensiones del territorio así debe ser la cantidad, pero como decíamos la parte cuantitativa no lo es todo, por eso estás deben estar dotadas de recursos didácticas acordes a todas las edades y de docentes capacitados que utilicen estos recursos de manera eficiente, permitiendo así que la lectura, el razonamiento lógico, la ciencia y la tecnología, la investigación y la formación de Personas suene interesante para el público.
Pasando al postre de este artículo, debo decir que la educación no solo es un compromiso del Estado y sus políticas educativas, es un compromiso de las familias y que no importa si ellas no intervienen como debe ser, el Docente como parte importante de la formación integral debe de procurar mantenerse actualizado en los enfoques pedagógicos y didácticos que le permita a los estudiantes despertar el interés en la educación, por ello la importancia de llevarlos a comprender los Tres saberes (Saber, Saber Hacer y Saber Ser) y esto no se logra aplicando la Transmisión de Conociendo (pedagógica tradicional que forma Robots), se logra Construyendo Conocimiento y para ello el docente debe de sacarse el chips del miedo e incursionar en lo que parezca inexplorable, debe de apropiarse de los enfoques pedagógicos y la didáctica, dejar de utilizar las mismas lecturas de años anterior pues el mundo está en constante cambio y el Saber Ser se logra con la contextualización del conocimiento.
Invito no solamente a quienes decretan las políticas educativas de nuestra Colombia, sino también a los Docentes a ser constructores de mentes pensantes, criticas, reflexivas y solucionadoras de problemas.
Agradezco al profesor Reinaldo Mora Mora, por brindarme la oportunidad y el espacio para expresar mi sentir a una problemática que nos afectó, que nos afecta y que afectara a las futuras generaciones si no empezamos brindar posibles soluciones que generen un cambio.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!  

Comenta aquí: