Greta Thunberg se presenta por sorpresa en la Cumbre del Clima de Madrid

234

Rodeada de una nube de cámaras, jóvenes y curiosos, Greta Thunberg se ha paseado brevemente por sorpresa este viernes por el recinto ferial Ifema, donde se celebra la Cumbre del Clima de Madrid. En una “decisión espontánea”, según su equipo de prensa, la activista de 16 años decidió acercarse a la sede de las reuniones de la ONU, donde no se la esperaba hasta la semana próxima. Había llegado un par de horas antes a la estación de Chamartín, tras un largo viaje de más de 10 horas y 17 paradas desde Lisboa en un viejo tren de los años ochenta. En Ifema, la adolescente sueca se ha unido a un acto con jóvenes activistas, en el que se la ha visto sentada en el suelo entre chicos y chicas de su edad, y luego de pie cogidos de la mano, coreando canciones y lemas.

A su llegada al recinto ferial, Thunberg permaneció unos minutos en la denominada zona verde, reservada a los participantes de la sociedad civil, antes de trasladarse a la zona azul, donde se desarrollan las negociaciones de alto nivel de la cumbre. La adolescente se unió después a los activistas de Fridays for Future que participaban desde primera hora de la mañana en una sentada, mientras gritaban lemas como “¿qué queremos? Justicia climática ¿Cuándo la queremos? ¡Ya!”.

Thunberg bajó del tren portando bajo el brazo su famoso cartel en el que se lee “Skolstrejk för Klimatet” (huelga escolar por el clima), unos 15 minutos después de su llegada a Chamartín, cumpliendo el horario previsto, las 8.40 hora local (7.40 GMT). La salida del vagón fue algo caótica por la presencia de decenas de periodistas que se agolpaban en el andén. En la sala principal la esperaban también simpatizantes, algunos padres con niños. Agentes de policía escoltaron a la adolescente, pero hubo empujones, carreras y una niña llorando asustada por la avalancha. En la parada de taxis dos pequeños autos eléctricos rojos esperaban a Thunberg y sus acompañantes.

Thunberg llega a Madrid tras 36 días de viaje poco contaminante, en barco, tren y vehículo eléctrico. Se enteró el 1 de noviembre de que la capital española organizaría la Cumbre del Clima de la ONU en el lado equivocado del Atlántico. Ella estaba en Los Ángeles. A 9.366 kilómetros de distancia. Ella había planeado un viaje en barco más corto a Chile, la ciudad que canceló la conferencia a causa de una revuelta política. Realizó la travesía desde Estados Unidos hasta Europa a bordo de un catamarán, en un viaje de 21 días que terminó el martes en Lisboa.

El viaje en tren no fue un viaje con cero emisiones. Las vías del tren nocturno entre Lisboa y Madrid no están por completo electrificadas. Fue necesario usar el motor diésel del tren Talgo durante dos horas del trayecto, entre la frontera portuguesa y Salamanca, 210 kilómetros. Ella dijo que era la mejor opción que tenía. Desde Chamartín, Thunberg y sus acompañantes se han desplazado a Ifema en dos autos eléctricos Seat Mii, marca perteneciente al Grupo Volkswagen, el mismo que proporcionó los vehículos Audi eléctricos para los mandatarios.

En su tren viajaban decenas de periodistas pero ella no hizo declaraciones y se encerró en su compartimento con su padre Svante, que siempre la acompaña pero se queda en un segundo plano.
Thunberg dará una rueda de prensa en el centro cultural la Casa Encendida, junto a otros cuatro integrantes del movimiento Fridays for Future y Juventud por el Clima.

Al concluir su comparecencia, se unirán a una manifestación bajo el lema El mundo despertó ante la emergencia climática, que partirá a las 18:00 h desde la estación de Atocha. La marcha está respaldada por 850 organizaciones ecologistas y sociales.

Los manifestantes recorrerán el Paseo del Prado, Recoletos y el Paseo de la Castellana, para culminar en Nuevos Ministerios, donde intervendrán, además de Thunberg, personalidades como el actor Javier Bardem, y actuarán artistas como Amaral y Macaco.

La Cumbre del Clima de la ONU es un evento que cada año se celebra en una ciudad distinta. La edición de Madrid empezó el lunes y concluirá el viernes que viene. Thunberg aún no ha dicho cuántos días permanecerá en la capital española, ciudad que visita por primera vez desde que hace 15 meses comenzó sus huelgas escolares a favor del medio ambiente. Desde entonces ha dado una gira por Europa y Norteamérica.

Fuentes cercanas indican que probablemente participará en el recinto oficial el lunes o el martes.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios