¿Panamericanos? Pa’ qué?

0
208

El año pasado en la antesala de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2019 cuya sede fue Barranquilla, expresé mi oposición a que se realizaran dichos juegos en nuestra ciudad, por cuanto la billonaria inversión que se anunciaba no se iba a reflejar en el apoyo a nuestros deportistas del Atlántico, cuya participación es reiteradamente famélica y desastrosa en todos los torneos nacionales, especialmente es los Juegos Nacionales con resultados año tras año, torneo tras torneo, cada vez más vergonzosos para un departamento que como Atlántico, ha sido pionero en casi todos los deportes y que se ha paseado orgulloso y triunfante por todo el país, al punto que casi se puede afirmar, que cuando el resto del país jugaba tejo, en Barranquilla ya se practicaban casi todos los deportes olímpicos, como en los Centroamericanos realizados en nuestra ciudad en 1946, hace 73 años.
Según la Revista Dinero, en Barranquilla se gastaron $504.000 millones de pesos, como quien dice medio billón, para remodelar unos escenarios como el Tomás Arrieta, el Romelio, el “coliseíto” Elías Chegwin, el Coliseo Humberto Perea, la Piscina Olímpica, el Estadio Moderno donde cometieron el crimen de ponerle grama sintética, el Patinódromo, y construyeron los estadios de atletismo, el Parque de Raquetas y no sé si se me escapa algún otro, y aunque no ha habido una rendición de cuentas pública y clara de cómo se invirtió tanto dinero, hago un acto de fé para creer que no hubo un solo peso de sobrecosto, y que la interventoría produjo actas aprobando el recibo de estas obras, por estar ajustadas a las especificaciones plasmadas en los pliegos de cada licitación, adjudicada con toda seguridad al mejor proponente, sin sesgo de favoritismo o influencia.
Dicho y hecho: Aunque sé que soy una Vox clamantis in deserto, con todo respeto le digo señor alcalde, que se confirma su perfil y vocación cementera, fiel a su profesión de Ingeniero Civil, lo cual se ve reflejado en grandes obras como el Malecón y los arroyos, pero para el ser humano, para el peatón, para el deportista barranquillero, es poco o nada lo que se hace, y para muestra tenemos el desastre de Atlántico en los Juegos Nacionales que acaban de concluir en Cartagena, en los que quedamos en noveno lugar con apenas 10 medallas de oro, 8 de plata y 20 de cobre para un total de 38 medallitas, frente a 361 de Valle; en atletismo obtuvimos dos medallitas de oro y en boxeo ni una, léase bien, ni una, en baloncesto no encontré al Atlántico, al parecer ni siquiera participó, y en béisbol con el flamante estadio de grandes ligas que tenemos, recibimos sendas palizas de Bolívar, San Andrés y Valle y quedamos debajo de Antioquia y empatados en el cuarto puesto con Guajira, en béisbol óigase bien, no en Tiro al blanco, en béisbol.
Estoy convencido de que para usted señor alcalde un título de Junior así no tenga un solo barranquillero en la titular, es mucho más importante que un título de Atlántico en futbol, pero usted como primera autoridad fue elegido para promover el deporte juvenil, apoyar a las ligas de cada deporte aficionado, especialmente para contratar grandes técnicos e instructores, cubanos, gringos, rusos, alemanes, etc, y le aseguro que si usted hubiese sacado el 10 por ciento de los $504.000 millones que se gastó en la organización de los centroamericanos, hubieran quedado $50.000 millones para preparar a nuestros deportistas al nivel de Valle, Antioquia, Bogotá, Bolívar, Boyacá, Risaralda, Santander y hasta Fuerzas Armadas y no pasar la vergüenza que acabamos de pasar, y estoy seguro de que si su Junior logra remontar al América y gana la décima en Cali, a la gente le importará un carajo que Atlántico sea goleado por Putumayo o que Guaviare nos gane en béisbol.
No nos embarque en los Panamericanos, hasta que no tengamos un barranquillero que esté haciendo 9.9 segundos en 100 metros planos, construir escenarios para que otros los gocen no es la idea, invierta en nuestros jóvenes, más grama menos cemento.
[email protected]
@UtopiaCaribe

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios