Llegó diciembre

0
161

La llegada del mes de diciembre crea un ambiente especial, en general se respira cierto aire de animación y se advierten los preparativos para la temporada de las fiestas de fin de año, comenzando con la tradicional noche de velitas, en honor a la virgen de la Inmaculada Concepción.
Es posible que en esta ocasión la ciudad de Barranquilla, con la alegría que caracteriza a sus habitantes, tenga un mayor ritmo comercial por el auge que en los últimos años ha recobrado el comercio, especialmente por la apertura de nuevos establecimientos en el centro de Barranquilla, con diversidad de ofertas con tendencia a las promociones, para incrementar el movimiento del mercado y, claro, el buen momento que vive Junior, que hoy disputará el primer partido de la final del fútbol profesional, buscando su décima estrella, ante el América de Cali.
Desde ya se comienzan a apreciar los preparativos, no solo para albergar a los visitantes, sino en lo que respecta a la animación de la ciudad, en la cual la iluminación con motivos navideños se encuentra entre los elementos más sobresalientes.
Un aspecto de interés común, digno de tener en cuenta es el de la seguridad; es necesario cortar la carrera de los delincuentes, que están a la caza de oportunidades para el cumplimiento de sus planes nefastos. La vigilancia de la Policía y de otros organismos con funciones de protección a la ciudadanía, debe disponerse con previsión hacia su mayor efectividad.
Por supuesto que la propia comunidad tendrá que asumir las correspondientes precauciones que la salven de los riesgos que se corren con el manejo de la pólvora y con la compra de productos que no tienen garantía de calidad.
Hay que crear igualmente las mejores condiciones, para que la temporada de fin de año sea un cúmulo de felicidad para todos los barranquilleros, costeños y colombianos en general, tomando en cuenta a quienes no tienen ingresos y padecen necesidades.
Ya se sienten las brisas de diciembre, principal señal que anuncia el acercamiento de los alegres días de Navidad. Por eso, para la mayoría de barranquilleros de nacimiento y por adopción ahora sí estamos en fin de año, el zumbido del viento, característico de este mes, nos anuncia la tan esperada despedida de año y la bienvenida al 2020.
Muchas amas de casa ya sacaron a relucir sus adornos navideños, los cuales se constituyen en fuente de atracción para innumerables habitantes de la Puerta de Oro de Colombia, que en grupos organizan recorridos nocturnos para disfrutar y recrear su vista por los sectores del norte, cuyos moradores se han distinguido en los últimos años por la instalación de originales y costosos adornos navideños, que se convierten en la alegría de gente de todas las clases sociales, que en las horas de la noche se dan cita en esos sectores de Barranquilla.
Consideramos conveniente recordar a la ciudadanía, las normas expedidas mediante las que se prohíbe terminantemente la venta y manipulación de pólvora en cualquiera de sus modalidades, en aras de evitar que se registren lesionados, la idea es que las disposiciones que provengan de la Administración Distrital tengan plena aplicación.
Nuestra principal preocupación es la niñez, por lo tanto resulta pertinente llamar la atención de padres de familia, para que no se conviertan en promotores del uso de pólvora por parte de los menores, quienes siempre llevan la peor parte en estas prácticas prohibidas, como infortunadamente ha sucedido en años anteriores, lo cual no debiera ocurrir.
Por lo demás, a disfrutar en paz y en familia las fiestas que enmarcan a este último mes del año.

Comentarios