La banda ‘La Mona’, que disfrazaba y drogaba a niños venezolanos y colombianos para obligarlos a prestar servicios sexuales a cambio de un hogar fue desmantelada en La Guajira, según confirmaron las autoridades.
Mario Gómez, fiscal para la Infancia y Adolescencia en Colombia, confirmó que esta red de proxenetas disfrazaba a los pequeños y los drogaba a través de engaños para ofertarlos y venderlos sexualmente a personas en distintos departamentos del país.
Según Gómez, las personas que accedían a estos servicios sexuales ofrecían entre $60.000 y $80.000 por cada menor.
Una niña de 13 años fue encontrada amarrada en el lugar del procedimiento y fue vendida sexualmente por cerca de un año.
“Estos niños son acogidos por redes de proxenetismo para que personas accedan a pagar a cambio de favores sexuales, contrariando la dignidad de las personas. Mediante engaños la amarraban (a la menor de 13 años), la drogaban y la vendían. Muchas son niñas que llegan a Colombia y si no encuentran un trabajo infantil como en los semáforos o venta informal terminan siendo asediadas por bandas de proxenetas que les ofrecen un techo y las acogen para poderlas ofertar”, explicó Gómez.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: