La comunidad de este popular barrio del municipio se encuentra totalmente angustiada y consternada y, no es para menos; este sector está quedando prácticamente sin vías de acceso. Como es el caso de las calles 25B, 26, entre carreras 19, 21 y 22. Las cuales están siendo bloqueadas poco a poco.
Afectados y comunidad en general aseguran que la empresa que funciona sobre las avenidas ya mencionadas, Gecolsa, ha hecho apropiación de alguna manera del espacio público, con la realización de un parqueadero ilegal, de tal modo dejando a las personas sin calles por donde transitar. Pero el problema no para allí: esta entidad tiene el entorno en unas condiciones que representan una amenaza ambiental para las personas que residen cerca.
Se conoció por miembros de la Junta de Acción Comunal del barrio, que las entidades Interaseo y Edumas les quedó totalmente prohibido realizar cualquier tipo de actividad, como la recolección de los residuos que son arrojados al lugar a diario, esto debido a las políticas de la empresa Gecolsa, pero lo que más llama la atención de todo esto es que la empresa que pidió no realizar ningún tipo de actividades en su entorno, tampoco ha mostrado interés por realizar la limpieza como le corresponde.
Cerca a esta zona se encuentran por lo menos 3 instituciones educativas, lo que de una u otra forma representa un peligro para los niños que a diario concurren por el lugar en horas de la tarde noche, el sitio no tienen ningún tipo de iluminación, un tema que le corresponde a la empresa, pero como los afectados expresan: “Ni hacen ni dejan hacer”. Este panorama oscuro y desolado es aprovechado por los delincuentes para delinquir y consumir todo tipo de drogas ante la mirada expectante de los niños que a esa hora salen de los colegios.

Los habitantes de esta parte de Soledad expresan que poco a poco están quedando sin vías y esto por cuenta de la ya mencionada empresa, otro tipo de apropiación que denuncian los afectados se presenta sobre la avenida Ernesto Cortissoz, también conocida como la calle 30 donde  se tomó de forma ilegal el sendero peatonal que le corresponde a los transeúntes, el cual poco a poco lo convirtió en un parqueadero, un semáforo ubicado en el centro del andén por donde transitan las personas es un claro ejemplo del abuso que se está cometiendo.
Las personas tienen que tirarse a la vía pública exponiéndose a ser arrollados por los vehículos que pasan a gran velocidad, todo esto se lo atribuyen a la misma empresa.
Hasta la fecha dicha entidad no ha tenido ningún tipo de acercamiento con la comunidad, como tampoco se manifiesta con la problemática de la obstrucción de las vías que comunican a este sector con la carrera 19. Las personas que han intentado entablar algún tipo de dialogo recibieron como respuesta que habían que emitir una carta para que el personal administrativo les de una respuesta, “siempre y cuando ellos tengan tiempo”, lo que fue tomado por las personas como una falta de respeto, por lo que ven necesario una intervención de la procuraduría, donde ya pusieron la respectiva queja.

“Esta empresa está perjudicando nuestra comunidad desde la parte de inseguridad, porque desde la calle 30 hasta la 26 no existen ningún tipo de luminarias que puedan brindar una seguridad al peatón, eso es el predio de ellos, les corresponde a ellos, desde la parte psicológica nos tiene perjudicados y no le buscan solución, no hacen inversión social, no embellecen los entornos para que la comunidad diga por lo menos que esa empresa se preocupa por el desarrollo de su entorno, pero nada, ahora nos quieren dejar sin vías”. Agregó un afectado quien no quiso revelar su identidad por temas de seguridad.
A través del radicado E2019472006 de la queja instaurada por la comunidad ante la Procuraduría General de la Nación esperan una respuesta que les de una voz de aliento, pues, afirman que de este caso tiene conocimiento la Personería de Soledad, La Casa de Los Derechos y varias entidades más, pero de nada ha servido.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: