Mario Herrera será el juez central y Nicolás Gallo, el encargado del VAR

352

La Comisión Arbitral probablemente se vio en problemas el viernes para designar el grupo de árbitros que dirigirán el primer partido de la final de la Liga, entre Junior de Barranquilla y América de Cali.

El motivo es porque tenían que escoger entre un grupo de árbitros que viene muy cuestionado por su discreto trabajo en las últimas fechas

Por lo tanto, la Dimayor hizo el informe de manera oficial del viernes a las 6:20 de la tarde: Mario Herrera será el juez central y Nicolás Gallo, el encargado del VAR, en su primera aparición oficial en el fútbol colombiano.

Prácticamente, todos los jueces internacionales tienen cuestionamientos como es el caso de Gallo, en el juego Santa Fe vs. Cali, omitió una falta de Fainer Torijano en la jugada previa al gol local, adjudicó mal la norma de ventaja para expulsar a Jefferson Duque y luego dejó de autorizar penalti para el Cali, por falta de Nicolás Hernández contra Déiber Caicedo.

Al igual que ellos está Wílmar Roldán no pita desde el 13 de noviembre, cuando eliminó un penalti a favor de Santa Fe, y, adicionalmente, tuvo una reacción contra el goleador del Cali, Juan Dinenno: le ofreció que pitara el partido ante una protesta.

Gustavo Murillofue el último cuestionado: en el encuentro que América clasificó a la final, contra Santa Fe, no pitó dos penaltis para el local y anuló una acción que terminó en el empate parcial del visitante.

“Los árbitros no son bien manejados, bien nominados y ocasionan problemas como el del jueves: Murillo, de los últimos cuatro partidos que dirigió, ocasionó problemas en tres. Si fue desafectado para la lista Fifa en 2020, ¿cómo le dan cuatro partidos en cuadrangulares?”, se pregunta Wílmer Barahona, exárbitro internacional y hoy analista en radio, en Deportes Sin Tapujos. “La Comisión Arbitral tiene políticos, médicos, magistrados, pero no árbitros. Apenas ahora apareció Carlos Betancur”, amplió

Otro analista lo dijo José Borda, de Caracol Radio, intenta buscar las causas: “El recambio generacional de los árbitros fue muy rápido: sacaron a los veteranos y metieron a jóvenes inexpertos. Esto no es meter a un muchacho que corra, sino que le crean”.

Para Rafael Sanabria, exárbitro: “Los árbitros están muy aburridos porque tienen una presión muy grande de la comisión, los equipos y la Dimayor. Además, les anuncian que van a dirigir a una plaza y terminan en otra, o se adelanta su nombramiento y piden que los cambien. Lo otro: hay muchas deficiencias en el manejo técnico, muchos errores de apreciación. Muchos jueces controlan a punta de tarjetas, tienen poco sentido común. Hay asistentes que les manejan los partidos a los centrales y cuando los tienen que ayudar no los salvan”.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios