Han finalizados los escrutinios electorales a lo largo y ancho del país de las elecciones del 27 octubre en las cuales se eligieron las autoridades locales; pero sin embargo queda una nube de duda SI en verdad estás elecciones fueron transparentes, ya que muchas regiones del país volvieron a imponerse las mismas prácticas electorales corruptas como: la trashumancia electoral, la compra – venta de voto, las mesas homogéneas y el fraude a los resultados electorales. Todo este ambiente de corrupción electoral en que se desarrollan las elecciones enturbia el certamen democrático y distorsionan la voluntad de los ciudadanos en el ejercicio del voto libre y transparente, lo cual nos lleva a afirmar que la democracia colombiana es imperfecta, dado que permite elegir a los corruptos de siempre en el escenario de trampas electorales negándole e impidiéndole a los partidos alternativos las posibilidades de representación democrática en los órganos de poder del Estado.
No obstante en medio de este panorama sombrío los partidos alternativos participan en las elecciones y en algunos casos logran ganar cargos a Gobernadores, Alcaldes y en las corporaciones públicas en contra de todos los pronósticos de las firmas encuestadoras que le hacen un flaco favor a la democracia, cuando deforman la intención de voto de las ciudadanías a favor de los candidatos alternativos, contando con la complicidad de los medios de comunicación masivos que en la mayoría de los casos los invisibilizan. Pero hay que reconocer que los partidos alternativos y sus miembros no han logrado entender que hacen parte de un sistema de partidos legalmente constituidos y reconocidos por el  ordenamiento jurídico colombiano y como tal tienen que funcionar para el ejercicio político electoral y solo creen que su dinámica política organizativa es la protesta social y se olvidan que para acceder al poder político en el Estado Colombiano es a través de la vía electoral, ya que la Nación Colombia está edificada sobre un Estado de Derecho, donde tenemos unos derechos para ejercer la política  y unos   deberes que cumplir, con unas ritualidades que deben seguir los partidos políticos.
Lo cierto y mas que cierto sobre el balance político postelectoral es que en el desarrollo de las campañas políticas se visiono la caracterización del tipo de ciudad y departamento a través de los programas de gobierno expuestas por los candidatos de los sectores alternativos a pesar que en la ciudad capital Barranquilla no se dio debate con la complacencia de muchos medios que le jugaron a las estrategias de los candidatos del establecimiento; algunos candidatos alternativos visionaron las nuevas tecnologías contenidas en las redes sociales y tomaron el barrio, la calle como espacios donde pedagógicamente plantearon los problemas y soluciones más sentidas de la ciudadanía; haciendo una ruptura con los discursos desgastados de la ortodoxia vetusta de ciertos candidatos que no logran comprender que la ciudadanía aspira contar con representantes que le toquen sus hilos sociales a sus necesidades básicas insatisfechas, planteándole lo que hubiera debido ser, y no lo que fue. Por Dios.
Tenemos que reconocer que el ejercicio que se hizo en el sentido de agrupar a todos los sectores alternativos en función de llevar listas conjuntas a las corporaciones y candidatos de colación fue una experiencia importante y como tal hay que fortalecerla; sin desconocer que en la dinámica de la campaña el espíritu motivador de las mismas estuvo turbado tal vez por ser una nueva experiencia, pero que al final es una enseñanza, aunque hallan algunos tirándole piedra a la imagen de la luna en el agua y sueñen alcanzar el sol por su ceguera mental. No podemos desconocer que en las campañas políticas hay de todo como en la viña del Señor y por ende se presentan desviaciones en la forma del cómo hacer la política y cómo afrontar los resultados, hay que salir de la mismidad. Estamos convencidos que por descuido y por no haber ejercido la vigilancia electoral como testigos el día de las elecciones y posteriormente en los escrutinios, nos robaron votos, en el Atlántico dos casos patéticos, la lista a la Asamblea de Unidos Podemos y la lista al Concejo de Soledad de Colombia Humana UP.A la luz de este estas acotaciones y partiendo que pensar es cambiar; cabe preguntarnos en lo especifico si nuestros representantes al interior del Concejo de Barraquilla y de la Asamblea Departamental al asumir el control político su posición es ¿oposición absoluta?,¿independencia argumentativa y control?, ¿oposición alternativa reflexiva?;¿u otra?, amanecerá y veremos.
Volviendo a la realidad nacional, hoy estamos abocados a asumir con responsabilidad ciudadana nuestra participación en el Paro Nacional en contra de: La Reforma Pensional, desaparece la pensión como derecho; Reforma Laboral, desaparición de los sindicatos; Privatizaciones, empresas estatales; Ley de Financiamiento 2.0, rebajar los Impuestos a los más ricos; Holding Financiero, fusionar las empresas estatales; Asesinatos de dirigentes sociales y persecución sistemática. Repensemos a Barranquilla, al Atlántico y a Colombia.
Suscríbete a mi página web: www.agorazon.com

Comentarios