FAES, escuadrón policial que aterroriza los barrios de Venezuela.

0
225
Escuadrón de élite de la policía infunde el terror en los barrios de Venezuela.

Venezuela sufre una epidemia de violencia. Según el más reciente informe de la ONU, registró 57 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2017, es decir nueve veces la tasa mundial.

Las calles de Caracas se han vuelto intransitables y peligrosas, hechos que se suman a la débil economía que aqueja el pueblo venezolano, los ciudadanos hablan de un grupo denominado FAES, Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), según ellos es una herramienta diseñada por el presidente Maduro.

El presidente socialista Nicolás Maduro activó las FAES el 14 de julio de 2017, en plenas protestas, para “proteger al pueblo del crimen y bandas terroristas” que relacionó con la oposición, cuando enfrentó un aumento de una delincuencia violenta por el colapso de la economía petrolera de Venezuela. La fuerza fue promocionada por las autoridades como un medio para detener la ola de criminalidad.

En cambio, según políticos de la oposición y expartidarios de Maduro, el escuadrón FAES se convirtió en un medio de control social en los barrios pobres del país, sacudidos por una crisis alimentaria y el desempleo, donde las redes criminales podrían provocar agitación y amenazar la hegemonía del gobierno.

El objetivo, en palabras de un exmiembro del gobierno de Maduro, es infundir miedo y evitar que las calles de Venezuela engendren una nueva oposición política.

La Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, exigió su “disolución” tras reunirse en junio con familiares de víctimas.

Bachelet documentó los casos de seis jóvenes “ejecutados por las FAES en represalia” por manifestaciones a inicios de 2019.

Por su parte, la ONG de derechos humanos Cofavic, desde 1918,  asesora a los deudos, recibió información de 831 supuestas ejecuciones, la mayoría de hombres jóvenes, que implicarían a las FAES.

“Como el gobierno sabe que ha perdido popularidad en los barrios, para amedrentar manda a estos asesinos”, afirma Carmen Arroyo, cuyo único hijo, Cristian Charris, fue baleado el 24 de septiembre de 2018.

Maduro, por su parte continua respaldando a la Fuerza Armada en medio de la grave crisis socioeconómica, y  acusa a Bachelet de “mentir”.

El gobierno reportó 17.849 muertes por “resistencia a la autoridad” entre 2016 y mayo pasado, que involucran a distintos organismos. Para Bachelet, muchas “pueden constituir ejecuciones extrajudiciales”.

 

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios