De la violencia contra indígenas

0
342

Violencia, asimilación forzada, abusos. Pese a todos los adelantos positivos logrados en el establecimiento de normas de derechos humanos a nivel internacional, los pueblos indígenas siguen enfrentando graves violaciones cotidianas de esos derechos.
Cuestiones como la violencia y la brutalidad, la perpetuación de las políticas de asimilación, la marginación, el despojo de sus tierras, la expulsión o reubicación forzada, la denegación de sus derechos a la tierra, los efectos del desarrollo en gran escala, los abusos de las fuerzas militares y los conflictos armados, y un conjunto de violaciones de otra índole son una realidad para las comunidades indígenas de todo el mundo. Los actos de violencia y brutalidad se observan en todos los confines del mundo indígena, la mayoría de las veces perpetrados contra personas indígenas que están defendiendo sus derechos y sus tierras, territorios y comunidades.
Racismo sistemático. No son pocas las veces que los pueblos indígenas plantean cuestiones relacionadas con la discriminación sistemática y del racismo directo del Estado y de sus autoridades. Esta discriminación se manifiesta de distintas maneras, como interrogatorios frecuentes e innecesarios por la policía, actitudes condescendientes de los maestros hacia los alumnos o la descortesía de una recepcionista en una oficina pública. En su expresión más extrema, estas formas de discriminación terminan en burdas violaciones de los derechos humanos, como asesinatos, violación y otras formas de violencia o intimidación. Fuente editada: “United Nations Departamento de Asuntos Económicos y Sociales Pueblos Indígenas” Derechos Humanos.
Es así, que expertos de Naciones Unidas han instado este jueves(31 de octubre) al Gobierno de Colombia a “tomar medidas urgentes” para frenar la matanza de indígenas, después de que seis fueron asesinados esta semana en el departamento del Cauca(sur).
La relatora especial de la ONU para derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli Corpuz; la de ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Agnes Collard, y el de defensores de los Derechos Humanos, Michel Forst, se han referido en concreto al ataque perpetrado el pasado martes en el municipio de Toribío que se saldó con la muerte de la líder indígena Cristina Bautista y contra miembros de la Guardia Indígena. “Condenamos este ataque en los términos más enérgicos. Expresamos nuestro profundo dolor y nuestra solidaridad a las familias de los asesinados y heridos, al pueblo nasa y sus autoridades y a la Guardia Indígena”, han dicho los expertos en un comunicado conjunto.
Han subrayado que “no es un evento aislado”, puesto que “las comunidades y los pueblos indígenas de Cauca están sufriendo una violencia incesante e inaceptable”. De hecho, el lunes otro líder indígena fue asesinado en el mismo municipio.
Además, han denunciado que “la situación está empeorando a pesar de los repetidos llamamientos para abordarlo” “Instamos al Gobierno a que adopte medidas urgentes, en el marco del cumplimiento de los acuerdos de paz(con las FARC), para poner fin a estos mortíferos ataques”, han pedido.
Asimismo, han reclamado al presidente, Iván Duque, y a su Gobierno que adopte “las medidas apropiadas para poner fin a la situación insostenible de violaciones de los Derechos Humanos que sufre el pueblo nasa”. “La vida, la paz y la seguridad de las comunidades indígenas del Cauca deben estar garantizadas”, han subrayado.
La ONU ha recordado que 56 personas han sido asesinadas en lo que va del año en territorios indígenas de la zona frente a los 46 de todo el 2018, de acuerdo con la Asociación de Consejos Indígenas de Norte del Cauca. Fuente editada: “Colombia.- La ONU insta al Gobierno de Colombia a ‘tomar medidas urgentes’ para frenar la matanza de indígenas”, Madrid, 31 Oct.(EUROPA PRESS).
De tal manera, señor Presidente de Colombia doctor Iván Duque, usted ha tomado medidas acertadas aumentando el pie de Fuerza Pública, lo que es importante para garantizar la seguridad de los indígenas. Pero no bastan para darle solución definitiva para lograr el bienestar socio-económico de los pueblos indígenas. Hay que hacerle tomar conciencia a los habitantes no indígenas de esos territorios indígenas, que tales pobladores indígenas son sus iguales conciudadanos, y como tal merecen todo el respeto y solidaridad para ayudarlos a tener una vida digna. Y a todos los ciudadanos, comenzando por el Presidente, se les aconseja ser prudentes ante las protestas sociales de los indígenas. Y ahí sí aplicar el lema del señor Presidente:
“El futuro es de todos”
*Ingeniero Civil egresado Universidad de los Andes, Colombia
Capitán de Corbeta Reserva Naval Armada Nacional de Colombia
[email protected]
@raul-arzuza

Comentarios