Bolsonaro dejó el partido que lo llevó al poder y anunció una nueva formación

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, anunció este martes su desvinculación del Partido Social Liberal, que lo llevó al poder en las elecciones de 2018, y al cual deja ahora por divergencias en el seno de la formación.

El mandatario confirmó su retiro del PSL a través de las redes sociales, donde también anunció la creación de un nuevo partido.

«Hoy anuncié mi salida del PSL y el inicio de la creación de un nuevo partido: Alianza por Brasil», publicó Bolsonaro en Facebook.

En el texto agradeció a todos los miembros de la formación que colaboraron con su gestión y que lo acompañaron en las elecciones de 2018.

Los rumores sobre la salida del presidente de las filas del PSL tomaron fuerza este martes en la tarde. Más temprano, su hijo, el senador Eduardo Bolsonaro publicó en redes sociales el logo del partido Alianza por Brasil.

Horas después, el mandatario confirmó la noticia. Bolsonaro, líder de la ultraderecha en Brasil, se afilió a principios del año pasado al PSL.

Sin embargo, su relación con la formación se deterioró en los últimos meses por fricciones internas y sospechas de corrupción que salpican a la sigla.

Hasta hace solo un año el PSL era un partido minúsculo, pero el fichaje de Bolsonaro y sus hijos poco antes de las elecciones legislativas y presidenciales le dieron una gran visibilidad.

El partido cuenta actualmente con 53 de los 513 diputados y constituye el segundo mayor grupo en la Cámara Baja.

El divorcio entre el mandatario y el PSL comenzó a tejerse hace algunos meses, cuando se produjeron las primeras fracturas en el seno de la formación debido a los apetitos de muchos dirigentes con respecto a las elecciones municipales del año próximo.

El protagonismo de dos hijos del mandatario, principalmente por el diputado Eduardo Bolsonaro, también influyó.

El partido ha sido salpicado por sospechas de irregularidades en las elecciones, que han llevado al Ministerio Público a denunciar formalmente ante la justicia al ministro de Turismo, Marcelo Álvaro Antonio.

El dirigente del PSL, único representante del partido en el gabinete de Bolsonaro, fue acusado de promover una serie de candidatos fantasmas a fin de aumentar los recursos que la formación recibía del llamado fondo partidario, constituido con dinero público y destinado a financiar campañas políticas.

Esa misma acusación fue vertida contra el presidente del PSL, Luciano Bivar. En octubre fue sometido a una investigación policial por el supuesto uso de candidaturas fantasmas durante las elecciones del año pasado.

PSL es el noveno partido al que Bolsonaro ha estado afiliado en sus 30 años de carrera política.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios