A pesar de un discreto juego, todavía se puede recomponer el camino

0
147
Junior no pudo con la fuerza táctica de Tolima.

Durante el fin de semana, el cuadro barranquillero disputó el primer juego de los cuadrangulares finales, frente a un aguerrido y siempre fuerte, Deportes Tolima que desde hace un tiempo para acá le ha jugado de tú a tú al cuadro rojiblanco. Y no fue la excepción, el onceno Vinotinto y oro se impuso con categoría y lo venció 3 goles a 2.

El juego tuvo desde el inicio siempre a un dominante, si, el cuadro de Alberto Gamero quien sin ser tan flamante como el conjunto local, supo pararse bien en el terreno de juego y manejar bien el balón, llevándose una victoria super importante en condición de visitante.

Entrando al terreno de juego, al Junior le falto concentración e improvisación. Además, que hay que reconocer algo, el cuadro barranquillero, mientras este maniatado Teo, es otro pues no tiene generación de juego e improvisación. Pareciera mentira, pero tampoco posee una delantera fulminante porque en realidad no hay un 9 de área que pueda definir de cabeza o dentro del área.

Como consecuencia de ello, el goleador es Luis Narváez, quien volvió a marcar y por penales como suele hacerlos, de manera fuerte, potente y muy seguro de perder la Fe, de llevar siempre una victoria importante para el onceno de Comesaña que lamentablemente no pudo conservar el empate que se llevó en la primera mitad y perdió por graves errores en la zona posterior y en la zona medular.

Si, es cierto, si bien Junior adolece de ataque, no carecía “hasta el domingo “en la zona defensiva y fue en el juego primero de la semifinal con una cantidad de desordenes a la hora de salir con el balón y la coordinación del balón que no tuvieron algunos futbolistas en el banco para hacer la diferencia, pues la entrada de Yohandry Orozco, fue nula.

Es preocupante, porque ya el otro año está la Copa Libertadores, pero de verdad que, si esto es lo que será el inicio del 2020, “Apague y vámonos”. Si hay otras motivaciones, pitos y flautas, pero ya se ha conocido en más de una oportunidad no ha dado la talla y ha sido eliminado en primera fase de la Copa Libertadores.

Se rescata en el juego a un Tolima siempre con la actitud de aguerrido, fuerte, en busca siempre de incomodar, y de ser asfixiante. ¿Por qué Junior, sabiendo como juega el cuadro de Ibagué no cambia la actitud o en su defecto, coloca a otro delantero? ¿Por qué Comesaña no hace todos los cambios y prueba otras alternativas…?

Cierto o no, Al Junior se le está acabando el juego corto y durante el fin de semana, se evidencio que el onceno rojiblanco le seccionaban los pases largos que son importantes en una contra, cuando el equipo adversario está dominando, pero ni modo… En más de varios oportunidades le faltó serenidad al Tiburón y anotar.

Si, el cuadro de Gamero era muy rápido y cortante en cada dos pases que hacía Junior en la mitad del campo. Solo por momentos se vio a un Junior que recordó lo que era ganar, pero la falta de asertividad y exasperación llevó a que el Tolima, esta vez lo esperara y convirtiera 3 goles que hace rato no le hacían al Junior en el Roberto Meléndez
Junior, ahora tiene que remar contra la corriente pues le toca jugar de visitante frente a un Cúcuta que quizá sea el menos complicado, pero también está urgido de ganar pues jugará en su casa.

Además, que los dos líderes, Nacional y Tolima se enfrentarían, pero bueno, este campeonato es totalmente inesperado y puede que Junior, nuevamente arregle el camino, gane al cuadro motilón y llegar ante Nacional y se imponga, claro si el Tolima tienen algún traspiés.

El juego del Junior y el Cúcuta en el General Santander será el jueves a las 7 de la noche, partido importante y crucial para el cuadro barranquillero que ya sabría el resultado de los otros del mismo grupo, Tolima y Nacional.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios