Se fue el ángel de la luz

0
342
Romero Díaz Romero.

Por: Ramiro Diaz Romero

Tuve el honor de llevar sus obras y exhibirlas en Galerías y Museos, además de organizar su homenaje con motivo de sus 50 años de vida artística. La Orquesta Sinfónica de Barranquilla interpretó música clásica y tropical. Ángel Loochkartt bailaba en su interior. Se hallaba emocionado. No se mostraba casi. Estaba concentrado en su discurso expositivo en respuesta al mio.

Fue un homenaje sincero y se logró reunir para tan importante velada cultural, lo mas granado del arte, sus amigos, Jorge Serrano, Carla Celia, Jaime Correa, Roberto Angulo, Rosa Navarro. Una colectiva de lujo, también para inaugurar la Pinacoteca de la Aduana, cedida muy gentilmente por Cielo Tamara y Miguel Iriarte.

El maestro Loochkartt supo interpretar los sentimientos de quienes realizan el carnaval. Pintó los congos en una travesía lujuriosa, siguió el rastros de las percantas, sus famosas Pepita con su gato Ciro, y de aquellos tristes personajes que alteraban su caminar vestidos de mujer y que llamaban la atención por su estrafalaria manera de mostrar su condición anormal.

Era un talentoso artista que no le importaba mostrar sus obra al lado de un discípulo sobresaliente. Su coquetería le permitió exponer al lado de bellas artistas, alumnas y admiradoras de su trayectoria, como del manejo de la materia y de una temática única que se volvió recurrente, en donde supo mantener la unidad en su color y las formas.

Galerías como Arte Autopista, allí acompañó, para celebrar los 40 años de existencia de dicha institución. Museo del Caribe, Galería Michelangelo, Galería Hotel Puerta del Sol, Galería Hotel Pradomar, Galería de la Biblioteca E.P.M. de Medellin, galería de la Biblioteca Virgilio Barco y Salón Signos & Leyes del Senado de Colombia, en todas esas instituciones de cultura colgamos la obra de tan insigne como referente artista. Un honor para la Fundación Talento Humano y su equipo profesional.

Nació en Barranquilla, en 1933. Estudió bellas artes en Roma, Italia, y su énfasis fue el mural, la pintura de caballete y el grabado. A su regreso a Colombia ingresó como docente a la Universidad Nacional. También fue director de la Facultad de Bellas Arte de la Universidad del Atlántico, remplazando a Alejandro Obregón.

Ángeles eróticos y figuras del carnaval, congos en orgías, así como aquellos seres de la noche, los travestis, serie como la mal sentada con sus poses poco natural, lo hicieron referenciar a nivel internacional.

Se fue el amigo, el artista de la voz cansada y parrandera, pasó, como dijo en un poema, Meira del Mar, “el Ángel de la Luz…”

Comentarios