La congresista Margarita Restrepo aseguró que las Fuerzas Militares no son sanguinarias, son integradas por profesionales respetuosos de los derechos humanos, esos mismos que llevan casi 60 años protegiéndonos a los ciudadano de a pie de ser secuestrados, violados, asesinados y reclutados.

Restrepo afirmó que los únicos responsables del fallecimiento de los niños en el Caquetá son los monstruos de los terroristas de las Farc que los reclutaron, que los usaron como escudos humanos y que los sometieron a cualquier cantidad de vejámenes.

Reitera la parlamentaria que la realidad de lo ocurrido es de los reclutadores de los niños, lastimosamente muchos de esos reclutadores, hoy fungen en el Vongreso como padres de la patria.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios