Motocarrismo en Soledad, un problema social que se está saliendo de control

*Hasta la fecha hay el triple de vehículos que hace 5 años.

Este tipo de transporte aún no está autorizado por el Ministerio de Transporte, en poblaciones que sobrepasen los 50.000 habitantes. En la actualidad Soledad tiene más de 800 mil moradores, la llegada de estos vehículos al municipio ha crecido en los últimos años de forma alarmante.

El Instituto Municipal de Tránsito y Transporte de Soledad contabilizó 3.047 hasta diciembre de 2013; hoy en día, esa cantidad se ha triplicado, cifras que están totalmente fuera de lo estipulado, el gran número de motocarros en Soledad es uno de los tantos problemas que más aqueja a sus residentes por el caos vial que se genera.

A raíz de esta caótica situación la Alcaldía tomó la decisión de implementar el “Pico y color”, pero. ¿en qué consistía esta medida para tratar de regular o controlar de alguna forma la congestión vehicular de estos medios de transporte? Esta medida obligó a que los propietarios pintaran los vehículos de color naranja o azul de la siguiente forma; los que tuvieran placas terminadas en números impares fueran distinguidos por el color azul. Los que tuvieran placas terminadas en números pares fueran distinguidos con el color naranja.

En su momento esta medida dio buenos resultados, pues, permitió la descongestión vehicular que se creaba cuando no había sido empleada, porque solo circulaban aproximadamente 2.500 carros por día, esto también con el fin de poder controlar este transporte informal, pese a las constantes luchas por tratar de legalizarlo.

Por varios meses se vio el resultado del “Pico y color”, pero esta norma con el transcurrir del tiempo se vio vulnerada por los conductores. Hoy en día se sigue presentando la situación, es tan común ver a diario los carros de ambos colores, pese a que no está permitido, lo que también deja a la vista que es un tema cultural por parte de las personas que hacen caso omiso a la ley, sin dejar de lado que hoy en día hay el triple de vehículos que hace 5 años atrás.
Pero precisamente hablando de sentido de pertenencia y cultura, en el año 2016 se presentó un proyecto ante el Concejo Municipal con el fin de incentivar a los dueños de los motocarros, los matricularan en Soledad, ya que más de la mitad no está registrados en dicho municipio, lo que representa otro dolor de cabeza para las autoridades en su lucha de regular este oficio, también con el propósito de que los propietarios quedaran exonerados del pago del tramite de registro, que tenía un costo de $87.000 y siguieran pagando los impuestos en el ya mencionado municipio.

Un punto que tocan los usuarios es que muchos de estos vehículos no brindan un buen servicio, empezando porque estos se encuentran en muy mal estado, empezando desde el asiento hasta aspectos mecánicos, un tema que tampoco ha podido ser regulado.

Sabemos que este es la fuente de ingreso de muchas personas, a diario para llevar el sustento a sus hogares, pero la pregunta que rodea a este gremio, es la siguiente; ¿qué pasará con muchos de nosotros una vez sea regulado este medio de transporte?

El director del Tránsito de Soledad, Wilfrido Coronado, expresó que unos decretos de regulación que buscan organizar este tipo de servicio público, el tema de las cooperativas es una propuesta del mismo gremio, ya que de manera voluntaria han querido asociarse para tener mayor control sobre la situación, también indicó que se trata de una actividad ilegal, razón por la cual los propietarios intentan conformar estas cooperativas para ordenar la situación.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios