Panorama local y regional de las elecciones

Los colombianos eligieron este domingo a 1.101 alcaldes y 32 gobernadores para el periodo 2020-2023, así como concejales, diputados a las Asambleas Departamentales y ediles locales. Al concluir las elecciones los resultados electorales se expresaron de manera diferente, lo que nos permite analizar el panorama local y regional. A lo largo y ancho empezó a respirarse un poco de oxígeno en la colectividad ciudadana donde se evidenció una paliza al uribismo, así como un avance de los sectores independientes, alternativos, progresistas y de oposición, estando al orden del día las candidaturas de coalición con mas del 70% de las gobernaciones y obteniendo un alto porcentaje en las alcaldías en las principales ciudades del país. Bogotá obtuvo una victoria histórica con la primera alcaldesa electa en la capital: Claudia López, candidata del Partido Verde y el Polo Democrático, con 1’097.728 votos; la capital santandereana eligió como alcalde a Juan Carlos Cárdenas, candidato del movimiento “Ciudadanos Libres” y avalado por el Partido Verde; Medellín también hace historia al derrotar al uribismo con el candidato a la alcaldía, Daniel Quintero, por el movimiento significativo “Independientes”. La Gobernación de Antioquia quedó en manos de Aníbal Gaviria Correa, de la coalición “Es el momento de Antioquia”; en Cúcuta, Jairo Tomás Yañez, respaldado por la Alianza Verde; Ramiro Barragán, de la coalición Gran Alianza, arrasó en la Gobernación de Boyacá. Otra sorpresa fue la victoria de Julián Conrado, excombatiente de la FARC, como alcalde de Turbaco, Bolívar; y, William Dau, quien dio un palazo al imponerse a los caciques tradicionales como alcalde de Cartagena.
La nota discordante con esta tendencia nacional estuvo expresada en lo local, donde Elsa Noguera, de la coalición “La Clave es la Gente”, apoyada por los partidos Cambio Radical, Conservador, Liberal y Centro Democrático, se quedó con la Gobernación del departamento del Atlántico; Jaime Pumarejo, la ficha de los Char, es el alcalde electo de Barranquilla. Sin desconocer que estos resultados tuvieron un revés con la pérdida de siete alcaldías para Cambio Radical y tres concejales en Barranquilla, no bastó con los grandes insumos electorales burocráticos, manipulación mediática y las empresas encuestadoras, contratocracia y la práctica reiterada de una votación conducida a las urnas en un ejercicio conocido por todos, donde antes de los comicios se establece un control riguroso, pero, al final de los mismos, la ciudadanía comenta sobre la famosa compra y venta de votos.
Los resultados obtenidos por Nicolás Petro Burgos a la Gobernación del Atlántico son significativos ante la maquinaria bien engrasada del charismo, que, en una apuesta, contra las condiciones fácticas y económicas y todo el aparato empresarial y burocrático de la actual gobernación, evidencia hacia el futuro con un mayor grado de racionalidad y recursos superar estos guarismos. Es cierto que los candidatos a la Alcaldía Distrital de Barranquilla, representados por Jaime Pumarejo, Antonio Bohórquez, Diógenes Rosero y Rafael Sánchez, no contaron con espacios mediáticos que posibilitaran un debate abierto de cara a la ciudadanía y, por ende, esta ausencia fue aprovechada por el candidato del oficialismo contando con todas las garantías habidas y por haber. No obstante, a ello, el candidato de la Coalición “Somos Alternativos”, Antonio Bohórquez, demostró concitar a la ciudadanía al voto libre a través de su trabajo social siempre comprometido con las reivindicaciones de los sectores más vulnerables de la ciudad, donde confluyó la academia y sectores independientes más allá de la izquierda, posicionándolo en un segundo lugar que habilita su participación en el Concejo de la ciudad como una voz firme de control al actuar del ejecutivo, ratificar desde ese espacio la defensa de los Derechos Humanos y por el bienestar de los barranquilleros, tal como lo promovió en su Programa de Gobierno para una Ciudad Humana e Incluyente. El Concejo Distrital de Barranquilla contará con tres concejales de los sectores alternativos; Antonio Bohórquez Y Recer Lee Pérez (Polo Democrático Alternativo) y Andrés Rengifo (Coalición Barranquilla Humana). Y por las Juntas Administradora Locales (JAL) el Polo obtuvo cinco curules entre las diferentes Localidades. Aspirando que los otros sectores alternativos tengan también su participación en las JAL.
El voto en blanco y el no marcado tuvieron un alto porcentaje de expresión en las principales ciudades como manifestación de inconformismo, rechazo y desencanto con el modelo político, que junto al avance de las propuestas alternativas constituyen el fortalecimiento de una conciencia cívica crítica. En el panorama local, un gran porcentaje que se expresó en el voto en blanco, obedece tal vez al no encontrar la unidad de los sectores alternativos, que dilapidaron su votación en tres candidatos, lo que pudo constituirse en una especie de voto castigo. Además, la ciudadanía ha manifestado que, al voto en blanco también le asignaron un precio con el propósito de por debajear al candidato de la oposición alternativa. Aspiramos con estos resultados a seguir abriendo caminos. Repensemos a Barranquilla y el Atlántico.
Suscríbete a mi Web: www.agorarazon.com

Comentarios