Estudiantes de la Universidad Tecnológica de Pereira adelantaron protestas que terminaron en disturbios con la incineración de una motocicleta y ataques a la vivienda del comandante de la Policía.
La casa fiscal del comandante de Policía de Risaralda, coronel José Daniel Gualdrón, fue atacada por vándalos con bombas artesanales dejando varios daños militares.

A través de su cuenta de Twitter, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, rechazó el “acto demencial de vándalos que incendiaron la vivienda del comandante de Policía en Pereira”.
Agregó que se adelantarán acciones contra los responsables del hecho.
“La protesta no puede justificarse con violencia”, dijo.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: