El expresidente Álvaro Uribe radicó en el Senado un acto legislativo encaminado a dejar en manos de la Contraloría General de la República la vigilancia de los recursos en los territorios.
Uribe considera que muchas de estas entidades se han convertido en un foco de corrupción y por eso es necesario suprimirlas de los departamentos, distritos y municipios.
“Esa tarea de control fiscal debe asumirla la Contraloría General de la Nación. Eso le ahorra 600.000 millones de pesos a las entidades territoriales, que pueden dedicar a educación y a salud”, señaló.
Uribe indicó que para asumir ese control en las entidades territoriales, la Contraloría debería “hacer convocatorias públicas, y los que la ganen, tendrán un periodo fijo y no podrán ser nombrables para el siguiente. Además tendrían también un régimen estricto de inhabilidades e incompatibilidades”.
El senador y líder del Centro Democrático manifestó además que habría oficinas regionales con delegados del contralor general de la República y se acabaría la duplicidad de funciones.
“Hoy tenemos la Contraloría municipal, la departamental, y la gerencia de la Contraloría nacional y en algunas partes hay control triple, el nacional, el departamental y el municipal”, indicó.
La reforma constitucional tiene que pasar ocho debates en el Congreso de la República para que pueda ser una realidad en el país.
El proyecto de acto legislativo será respaldado por toda la bancada del Centro Democrático y podría también contar con el apoyo de otros partidos políticos que en su momento estuvieron de acuerdo con la eliminación de las Contralorías territoriales.
Actualmente, y según como quedó en la nueva norma, los contralores en las regiones son elegidos por medio de una convocatoria pública que deben hacer los Concejos Municipales y Asambleas Departamentales.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: