*La comunidad dice sentirse engañada con el mandatario del municipio.
Los residentes en este sector en el municipio de Soledad no ve la hora que su barrio tenga un alcantarillado, unas vías de acceso en buenas condiciones o por lo menos un buen servicio de energía. Sus habitantes muestran su descontento por muchas razones; una de las tantas es aquella promesa que les hizo el mandatario, Joao Herrera, quien les había expresado que las rutas de acceso de este sector iban a ser totalmente pavimentadas.

Aunque las obras se iniciaron a mediados de febrero del año 2015, dos meses después estas fueron suspendidas y hasta el día de hoy, en octubre del año en curso, las personas siguen esperando la dicha pavimentación; como si fuera poco, otro factor que agobia a las personas de Nuevo Horizonte es la falta de un alcantarillado digno que pueda cumplir con las necesidades de las personas. En invierno, este alcantarillado hechizo que realizaron, con recursos propios habitantes de esta comunidad, se rebosan e inundan las viviendas, con este tipo de alcantarillados ha podido salir adelante pero para nadie es un secreto que no pueden cumplir de manera correcta las funciones que si las puede realizar un verdadero alcantarillado de calidad.
Los malos olores en este barrio son dañinos y tóxicos para la salud de cualquier persona, sobre todo para los niños y los bebes que acá viven, a toda esta situación se le suma el desabastecimiento de agua potable, afectados indican que el servicio lo suspenden hasta tres días por semana, para obtener el preciado liquido las personas deben esperar hasta altas horas de la noche para llenar recipientes y poder abastecerse, de tal forma poder saciar con todas las necesidades básicas que tiene un ser humano en pleno siglo XXl.
Las aguas residuales que de acá salen, van a parar a barrios aledaños, afectando de esta forma a las comunidades vecinas y propagando el riesgo de enfermedades, es totalmente inaudito que en pleno año 2019 está comunidad siga viviendo como en la edad de piedra, a pesar de ser un barrio bastante antiguo y popular entre los sectores soledeños, la triste realidad que hay es su total abandono por parte de la administración y los pésimos servicios que le ofrece las diferentes empresas públicas.
El estado deplorable de las vías de acceso a este barrio, muchas personas indican que hasta salir del barrio es casi que imposible, sobre todo cuando adultos mayores que residen acá deben ir a citas medicas o realizar cualquier tipo de diligencias. Sin embargo la comunidad se las ha ingeniado a lo largo de los años para poder sobrevivir en este lugar.
El servicio de luz es otro calvario con lo que estas personas han perdido la calma en repetidas ocasiones, el 80% de esta zona no poseen en sus viviendas un contador como es normal en otros barrios del municipio, debido a esto, es difícil que el fluido eléctrico sea regulado y no ocasione ningún tipo de alzas en el voltaje.
Esta situación se ha convertido en un arma de doble filo para la comunidad, la cual es consciente que en cualquier momento puede ocurrir cualquier tipo de tragedia, pero como bien expresan, “no les queda de otra”.
Como se mencionó anteriormente, es inaudito que aún en estas épocas existan todavía comunidades viviendo en condiciones inhumanas. Este barrio espera ayuda hace años, la cual todavía no ha llegado. Terminar las obras de pavimentación seria un aliento para toda estas personas, las cuales expresan que ya perdieron la esperanza.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: