El dólar tocó este miércoles la barrera de los 3.500 pesos por primera vez en la historia de Colombia, batiendo un nuevo récord. En la jornada, la moneda extranjera tocó un precio máximo de 3.503 pesos y un mínimo de 3.485 pesos, en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC).
El récord anterior de la divisa norteamerican había sido de 3.477,53 pesos, el 29 de agosto, y el 6 de agosto alcanzó una marca de 3.459,47 pesos. El récord anterior fue el del 12 de febrero del 2016, cuando la TRM fue de 3.434,89 pesos.
Analistas afirman que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China siguen pasándole factura a los mercados emergentes como el colombiano, ya que este tema sigue generando incertidumbre entre los inversionistas.
José Ignacio López, director de investigaciones económicas de Corficolombiana, señaló que este fuerte repunte en la divisa norteamericana le pegará a la deuda que tiene el Gobierno con agentes internacionales.
Sin embargo, el Ministro de Ha-cienda, Alberto Carrasquilla, dijo que “si bien es cierto que se pagará más en deuda” con el alza actual de la divisa, hay algunos efectos positivos. Indicó que por cada $100 que aumente el dólar sobre las proyecciones del Gobierno, en un precio de $3.250, “entran a la Nación cerca de $1 billón en ingresos fiscales por la participación en empresas exportadoras como Ecopetrol”.
En cuanto al petróleo, este sigue a la expectativa de lo que ocurra entre Estados Unidos y China la próxima semana, pues la guerra comercial entre ambos países ha reducido la demanda de energía.
La depreciación de la moneda colombiana favorece a los exportadores, pero afecta a los importadores y a quienes están endeudados con el exterior, principalmente al gobierno central, que tiene que desembolsar mayores recursos para honrar sus compromisos crediticios. Con el agravante que se acabó la época de tasas de interés baja y flujos de capital hacia los países emergentes, y por supuesto aumenta la inflación por la apreciación del dólar con relación a nuestra moneda y a las otras monedas del mundo.
Para el año entrante, según expertos, la situación será peor, debido a que el déficit Fiscal aumentará por la baja en los ingresos del gobierno central por la disminución de los impuestos, especialmente el de la renta.
Varios sectores ya se han pronunciado sobre el impacto que tendrá la tasa de cambio alta. Por ejemplo se prevé que se incrementan un poco los precio de algunos alimentos como el pollo, huevo, cerdo o pescado, pues los insumos para su producción en su mayoría son importados.
Los comerciantes por su parte advierten una caída en el margen de sus ganancia, ya que tienen que hacer un esfuerzo para no trasladar todos los sobrecostos al consumidor los costos que traerá el dólar alto.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: