*La propietaria denuncia que en las reparaciones no se están haciendo las adecuaciones suficientes para recuperar la estructura inicial del inmueble.
Por: María Alejandra Barrios
Luego del torrencial aguacero del pasado jueves y que causó inconvenientes con una vivienda ubicada en la esquina de la calle 40 con carrera 33 sobre la canalización del arroyo Hospital, en en el barrio Chiquinquirá, derrumbando parte de su infraestructura, la constructora encargada realizó un plan de contingencia con el fin de arreglar la zona afectada.
Sin embargo, la dueña de uno de los inmuebles afectados se encuentra insatisfecha por las reparaciones realizadas.
El contratista de la canalización del arroyo Hospital anunció que iban a trabajar hasta las horas que fueran necesarias para superar las situaciones de riesgo, garantizando además la continuidad en la ejecución de las obras.
A pesar de esto, Mayra Ruiz, dueña de la casa afectada, dejó en evidencia a través de un video ante los medios de comunicación “el levantamiento y las supuestas mejoras” que está recibiendo por parte de la constructora encargada. En los videos la mujer se expresa molesta e inconforme por las reparaciones en el patio de su casa, por la cual se levantó una pared por encima de una estructura completamente débil, agregando que no ha recibido ninguna respuesta por parte de los ingenieros encargados por la “empanada” que están haciendo en su casa, debido a que la constructora les aseguró que esa era la única opción que les podrían brindar.
“Ellos hasta el momento solo dicen su casa se va a arreglar, tu casa va a quedar bien, pero de acuerdo a lo que yo estoy presenciando, le están levantando una pared nueva sobre una estructura completamente afectada, ya que según ellos la intención es solamente resanar las paredes, y por sentido común nos estamos dando cuenta que no son unas paredes apropiadas para construir en el lugar”, aseguró la denunciante.
La obra hasta el momento ha presentado muchas inconsistencias debido a que han levantado sobre una pared que está fracturada por todas las esquinas, y además no han retirado las tablas estacas que esta presenta, recalcando que en cualquier momento estas se pueden venir abajo y del cual presentan muchas fisuras que a futuro pueden ocasionar un desastre, colocando en riesgo las vidas de las personas que en ella habitan.
“Yo no necesito una casa bonita sino una que perdure con el tiempo y en el que mi familia se sienta segura”, agregó Ruiz.
La denunciante exige que la constructora al mando de esta obra realice un trabajo digno para que se puedan salvaguardar las vidas de las personas que viven en el hogar y estas no tengan que preocuparse a que en un futuro vuelva a suceder esta problemática.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: