Quienes nos hemos ejercitado en la elaboración y sistematización de un Programa de Gobierno después de recibir los aportes de la ciudadanía y por ende del candidato y su equipo sabemos de la importancia que reviste este y lo alcanzable que puede ser partiendo de su coherencia y pertinencia; por ello hablar de una “Barranquilla Ciudad Humana” es reconocer en primaria instancia la dignidad humana en si misma de una ciudadanía que muchas veces los seudo gobernantes la elevan a una cosa y por otro lado es identificar y solucionar sus necesidades insatisfechas como ser espiritual y material.
Toda gestión de gobierno debe tener una impronta y en el programa de Gobierno de Antonio Bohórquez Collazos se plantea una gobernanza para una “Barranquilla Ciudad Humana” que posibilite la honestidad y transparencia en el manejo de la cosa pública. Hacer de lo público, público, democratizar la contratación estatal y la publicidad, revisar exhaustivamente todas y cada una de las Concesiones por las cuales se ha entregado a particulares la prestación de ciertos servicios que debe prestar el estado distrital. ¿Es factible conseguir esos objetivos emancipatorios ciudadanos donde los índices de corrupción antes y ahora se han agigantados y donde el control político reina por su ausencia y los entes de control al parecer son “ciegos, sordos y mudos”
En el programa de Gobierno “Barranquilla Ciudad Humana” en su marco introductorio se enumeran y se destacan los mandatos de gestión como imperativos categóricos: mandato por la niñez, la juventud, y la lucha anticorrupción; mandato para poner fin a la pobreza y de la seguridad alimentaria; promoción e inclusión de las comunidades indígenas; mandato por la defensa de nuestros recursos naturales, mandato por los derechos humanos; mandato para la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. Estos mandatos a manera de inferencia se constituyen en un compromiso político social y cultural del candidato con la ciudadanía barranquillera enmarcado en la Ciudad Región.
Si retomamos los ejes programáticos de la “Barranquilla Ciudad Humana” podemos plantear que el Programa de Gobierno apuesta por la Ciudad Humana, Incluyente e integradora que permita desarrollar una cultura en derechos humanos, igualdad, no discriminación y diversidad, haciendo del trato igualitario la llave que da acceso a todas las personas que viven y transitan en la ciudad; nos corresponde preguntarnos ¿ Como hacer para que barranquilla entre en las grandes ciudades que logran desarrollar un alto grado de competitividad y conectividad? El deporte, la recreación y la cultura son aspectos fundamentales a desarrollar en la gesta gubernamental; máxime cuando la ciudad de Barranquilla cuenta con una relativa infraestructura, pero no basta con cosificar las acciones de gobierno ¿Como transformar estos espacios en nichos de afectos recreativos, deportivos y culturales con sentido humano?
La ciudad de Barranquilla y su gente está saturada del pago de impuestos que afectan ostensiblemente la canasta familiar y las proyecciones de vida saludable ¿Cómo mitigar esta situación sin afectar los ingresos del Distrito y propiciar una renta para la inversión social? “Barranquilla Ciudad Humana” propende por llevar adelante políticas urbanísticas integrales, integradoras y respetuosas de la diversidad socio-territorial. Dichas políticas apuntarán a garantizar derechos, integrando sectores de población y territorios relegados o degradados, pero, al mismo tiempo, respetando la construcción diversa de territorialidades diferentes. ¿Estos propósitos y metas son ponderadas y abarcadora o estarían en contravía al verdadero concepto de humanizar las gestiones de gobierno distrital?, ¿Como se explica que los aumentos “gota a gota” en los servicios públicos manejados por el sector privados en la Ciudad de Barranquilla se proponga en el Programa “Barranquilla Ciudad Humana” crear una dependencia o programa especial de defensa de los derechos de usuarios o consumidores de los servicios públicos, según las características de cada localidad, otorgando subsidios adicionales para consumo de agua potable y de energía eléctrica, donde sea necesario?
Es válido seguir resaltando los ejes programáticos de la propuesta de gobierno “Barranquilla Ciudad Humana” al pensar en un habitad digno y humano adoptando una política pública de construcción, mejoramiento y legalización de vivienda, especialmente de interés social, con subsidios .Ante la crisis de la movilidad en barranquilla en el programa de gobierno “Barranquilla Ciudad humana” esta al orden del día humanizar la movilidad creando el Observatorio de la Movilidad para estudiar y proponer medidas a adoptar para mejorar la movilidad social en la ciudad, como: el número necesario de señalizaciones, reductores, semáforos, cámaras foto-detectoras de infracciones, carros cazas infractores, entre otros. Quiénes deben regular el tránsito y el transporte, sentidos de las vías, rotondas, soluciones a desnivel entre otras.
Al candidato de la “Barranquilla Ciudad Humana” lo motiva, al parecer una firmeza por cambiar los comportamientos frente a la gestión cuando en sus intervenciones públicas destaca seguir realizando obras, seguridad, empleo, salud, educación; pero sin cámaras foto multas, sin cartel de comparendos, sin remates de casa, embargos de cuentas, sin abusos; amanecerá y veremos. Repensemos a Barranquilla.
Suscríbete a mi pagina web: www.agrazon.com

Comenta aquí: