Elecciones populares

185

En las elecciones presidenciales pasadas por recomendación de su colectividad, el presidente Duque esquivo el debate político para confrontar programas e ideas con el candidato Gustavo Petro, y aun se desconocen las razones. En el Atlántico y Barranquilla los candidatos elegidos el pasado domingo rechazaron constantemente la invitación de Petro a la gobernación y Bohórquez a la alcaldía, para aclarar los programas de gobierno y no recibieron respuesta. No se concibe que un candidato a ocupar cargo público de elección popular de ese nivel eluda el debate, desde siempre la plaza pública y los auditorios son los escenarios de encuentros para dirimir las inquietudes políticas.
La esencia de la democracia es la confrontación de ideas, el debate, la participación de la comunidad expresando sus necesidades que los aquejan, e intervenir activamente cuestionando lo que está mal. No es justo para los barranquilleros y atlanticenses que nos privaran de los debates por razones desconocidas y capricho de quienes ganaron las elecciones. A diferencia de otras ciudades capitales que civilizadamente y en forma organizada presentaron a la comunidad sus programas de gobierno fundamentados en estudios serios. Los bogotanos tenían claro por quien votar después de finalizado el gran debate del viernes anterior, los candidatos respondieron los interrogantes formuladas por los periodistas. Posteriormente la comunidad vía telefónica tenía la oportunidad de preguntar cómo solucionarían los problemas de movilidad, seguridad, los elevados impuestos del predial, desempleo, etc. En Medellín, Cali, Pereira, Manizales, cada candidato expuso su plan de gobierno por medio de la controversia, ¿por qué en Barranquilla no se realizó?, es la pregunta que deben responder los candidatos elegidos. En el futuro debemos exigir los debates sin aceptar ninguna excusa. Estos ejercicios son una gran guía para conocer el pensamiento de quien pretende gobernarnos. El oficio de la política bien administrado deja grandes satisfacciones al líder y aun más si cumple sus compromisos de campaña. Sería excelente que el candidato escogido acuñe en su programa las propuestas de los otros aspirantes que se ajusten a sus planes y favorezcan la comunidad. Finalizadas las elecciones es necesario que cesen las hostilidades, desarmar los espíritus y cerremos filas en un solo propósito: el desarrollo sostenible; los derrotados tendrán otra oportunidad y el gana-gana será para todos.
La sociedad requiere que la política sirva de puente para minimizar los conflictos sociales, los conflictos son síntomas que acompañan las necesidades de la vida en sociedad y deben canalizarse con buenas acciones antes que el tejido social sea destruido. Los pueblos necesitan personas e instituciones serias a las que debemos respetar, que medien en las disputas y practiquen el arbitraje a consciencia para evitar que trituren a los más débiles. Los gobiernos tienen la obligación de evitar la venganza mutua y acabar con la violencia, la impunidad y colaborar a construir una casta privilegiada instituida por la fuerza para mandar, es propio de gobiernos fascistas que no aceptamos. No es tolerable que la clase política viole la libertad del pueblo creando sistemas represivos para vigilarlo, espiarlo, regularlo y censurarlo contabilizando sus ingresos y egresos. No es justo que sea reprimido, acosado y multado cuando deja de pagar un impuesto. No es justo ser anotado, juzgado y encarcelado cuando protestamos o imploramos por justicia. Esta es la consecuencia de elegir mal, tener un mal gobernante, desconocer el programa de gobierno de los candidatos que se negaron al debate público.
En Barranquilla desconocemos cuál es el programa y planes de la gobernadora y el alcalde para jalonar el desarrollo en la ciudad en temas de empleo, movilidad, desigualdades sociales, impuestos, seguridad, inversión en microempresas para evitar la informalidad, entre otros. La falta de comunicación con la comunidad en plena modernización de las comunicaciones es un error. Señor alcalde, su perfil de administrador de empresa póngalo en práctica y gobierne con autonomía y énfasis en temas sociales, revise los tributos que son muy elevados, procure dejar huellas, su abuelo es recordado por la zona franca y el puente que lleva su nombre. La gobernación priorizará en medio ambiente, reforestación de parques, vías terciarias y principales, los gobernados conocemos sus razones. Aprovechen que se están reciclando los apellidos que en el siglo pasado y durante varias décadas asumieron el poder en el departamento y la ciudad.

Comentarios