Colapsado, egoísta y enfermo sistema de salud/La remisión que no llegó acabó con la vida de Isaac

0
3011
El bebé José Issac Guerra y sus padres

*Ante esta situación, y aun así existe un congelamiento para la liquidación de la EPS SaludVida, por parte del juzgado Primero Civil de Valledupar. ¿Hasta cuándo con tanta corrupción y desidia?.

La negligencia en cuanto a la atención de los usuarios por parte de las EPS en el país, cada vez es más indignante hasta el punto que cobra vidas inocentes. Nos encontramos ante unas organizaciones criminales, aparentemente promotoras de salud, que cada vez más atentan contra la integridad de los ciudadanos menos favorecidos.

En esta ocasión, la víctima fue un niño de cuatro meses de edad, afiliado a la EPS SaludVida, quien murió en la noche del lunes 28 de octubre por falta de una remisión a una unidad de cuidados intensivos pediátrica. La Clínica Adelita de Char y la Misericordia, les negaron la prestación de servicios ya que no contaban con camas y tenían otras urgencias más importantes para ellos.

El suplicio

Isaac José Guerra Barrios, era un niño prematuro que nació el 12 de junio en la Clínica La Misericordia, con falencias en el corazón, un peso de 1700 gramos, no se veía en buen estado, y sin embargo, el centro asistencial le anunció a los padres que no podía seguir interviniéndolo porque había caducado el convenio que tenía con SaludVida. Cuatro meses y 16 días estuvo Isaac luchando por su vida. Desde su nacimiento comenzó su sufrimiento pero desafortunadamente su odisea fue más grande a causa de la tramitología, la contratitis, acompañada de falta de recursos y de negligencia interinstitucional hizo que la salud del pequeño con el paso de los días se deteriorara y su cuadro moribundo no fue suficiente que de manera cruda y sin importar que desde sus pulmones brotaba de manera incontrolable fluido sanguíneo para que de un día para otro en la clínica La Misericordia, se tomara la determinación de sacarlo y lanzarlo a su suerte porque el contrato había expirado y el centro asistencial no da limosnas ni tiene misericordia.

Ni el dolor de un padre ni el de una madre fueron tenidos en cuenta, el solo hecho de pertenecer a SaludVida era suficiente para considerarlos unas parias, que no tenían derechos ni recursos, sólo lágrimas para mendigar la salud de su pequeño, justificando la indolencia, la desidia y la negligencia.
Era claro que el convenio era el pasaporte de la salud y éste había terminado junto con SaludVida y a la vez arrastraba Isaac, quien no podía continuar allí. “Pude notar que llegaban muchachas que habían dado a luz y luego les daban una cita con su pediatra, a nosotros nos expulsaron, prácticamente no nos dijeron más nada”, expresó entre lágrimas el padre del menor, José Luis Guerra Mesa.
Sin saber qué hacer, sin plata ni para donde coger decidieron partir a casa con su pequeño, con la idea que con amor y cuidados se podría recuperar, lo cual no ocurrió sino que empeoró. Isaac día a día se iba apagando y no había una mano amiga que los ayudara, hasta que alguien les dijo que lo trasladaran al Niño Jesús, que eso era gratis y que el régimen subsidiado los cubría. La luz de la esperanza se avivó y sin pensarlos dos veces Sixta y José Luis partieron rumbo al centro asistencial.

El paseo de la muerte de Isaac

“Ese viernes 25 de octubre a las 7:30 de la noche llevamos a mi hijo al hospital Niño Jesús, el cual nos queda muy lejos, ya que somos residentes de Soledad. Nos tocó pagar un taxi y debido a que no contábamos con una orden de la Misericordia, no nos recibieron y lo llevamos a un consultorio donde la consulta costaba 105 mil pesos pero en vista de nuestra situación nos hicieron una rebaja y solo pagamos 35 mil pesos y allí nos dieron una orden con la cual nos permitieron el ingreso al Niño Jesús ya pasada las 8:30 de la noche del mismo viernes. El pequeño comenzó a toser y le suministraron una máscara para respirar y fue instalado en una sala de reanimación, la única donde el hospital lo podía ubicar porque no cuenta con una especializada. Una enfermera lo inyectó y convulsionó, yo le reclamé por qué tantas inyecciones y me sacó de la sala de reanimación.
El sábado 26 el niño estaba más delicado y necesitaba un centro de 3 ó 4 nivel, por ello hicieron una remisión a la Clínica Adelita de Char en horas de la tarde, mi esposa se encontraba con el bebé y llama diciéndome que cancelaron la orden por una supuesta urgencia vital, pregunté, lloré y rogué diciendo que mi hijo también era urgencia vital y me dirigí a las instalaciones de la Adela de Char para inspeccionar si era cierto pero de igual manera no hubo remisión. Posterior a eso, pasó el domingo de elecciones no se pudo hacer nada”.
“Me acerqué a mi IPS Mutual Ser, donde me encuentro afiliado y comenté el caso, no me dieron solvencia porque el bebé estaba en SaludVida, me dijeron que no se podía hacer nada. Llamé a la Alcaldía Distrital, Procuraduría. Luego me dirigí a la Superintendencia de Salud ubicada en la calle 72 con carrera 48”, dicen los padres, con dolor en el alma.

José Luis Guerra corría por todo los rincones de Barranquilla acudiendo a las entidades garantes de salud para poder salvar la vida de su hijo, hizo presencia en la oficina de la Superintendencia de Salud en Barranquilla y un joven lo atendió y le informa que al niño lo iban a remitir nuevamente a la Misericordia a las 6 de la tarde. “Muy contento llamo a mi esposa para avisarle de la agradable noticia, pero cuando nuevamente vuelvo al hospital Niño Jesús, inmediatamente comunican que la remisión nunca se hizo a ningún centro asistencial”, afirmó el padre del bebé internado en el hospital.

“Mi esposa se encontraba pendiente y sufriendo de la misma manera que yo por mi hijo en el Hospital Niño Jesús, me llama a gritos que le estaban haciendo una transfusión de sangre a las 8:00 de la noche y le dio un paro; lo cual le produjo un desmayo, se puso morado, pero después en el transcurso de la noche le dieron otros 5 paros más y a las 11:30 fallece”.
En el Hospital niño Jesús, no tienen las herramientas suficientes para manejar ese tipo de casos de alta urgencia. “Los médicos le daban oxígeno a través de una bomba y además de proporcionarle cada tres horas una ventilación manual para que pudiera aguantar el bebé, el corazón no pudo más y entró en paro 6 veces”, declaró Mesa.

Agregó, “mi hijo se hinchó, se llenó de líquido el sábado para domingo, espero que haya justicia”, SaludVida tiene que hacerse responsable de la vida de mi hijo, por culpa de ellos pasó esto y de las clínicas Adelita de Char y La Misericordia”.
El padre del bebé fallecido resaltó, “en el Hospital Niño Jesús le dieron los mejores cuidados a mi bebé, hicieron lo que pudieron. Mi bebé necesitaba urgentemente una UCI, incubadora y un abanico industrial”, afirmó.
“La EPS SaludVida no debería portar ese nombre, porque en vez de ayudar a salvar vidas y más si son niños, solo acaba con ellas, coloquen la mano en el corazón en el nombre de Jesús, señores mandatarios, Alcalde de Barranquilla, Gobernador del Atlántico y Presidente de la República, no permitan que más niños sigan muriendo por negligencia medica”, subrayó José Luis Guerra.

Casos como estos son muestras claras de un sistema de salud que hizo de la enfermedad y de la muerte de los colombianos un fortín para los intereses privados y empresariales que están detrás de las EPS, que han terminado por asegurar una atención indigna, ineficiente y de pésima calidad. Toda una desatención en el sistema de salud cuyas empresas macabras y empresas del terror hacen las veces de verdugos.

¿Cuántos ciudadanos no dependemos de estas empresas y nos vemos expuestos a estos mismos tratos y servicios? Y más interesante aún ¿Quiénes son los políticos que también son dueños o accionistas de dichas empresas?

La salud es un derecho fundamental y no un negocio del cual deben lucrarse las empresas dedicadas a mercantilizar la salud de los colombianos.

¿Quienes se creen estas EPS para jugar con la vida de los seres humanos?, señores gerentes de clínicas y hospitales de Barranquilla y Atlántico, se creen dioses para disponer sobre la salud y el bienestar de los demás?, es obvio que las personas más vulnerables tienen menos beneficios en el sistema de salud, como dicen en las calle “al pobre lo dejan morir”, que tristeza y desgracia que los centros asistenciales jueguen con la vida por una estúpida afiliación, que a la final es un contrato de pago. ¿No debería pasar a segundo plano ese tipo de convenios y ser más humano?.

Ojalá que esto no se convierta en una guerra de poderes de las supuestas entidades prestadoras de salud, de las cuales dejan cada día la falta de humanidad y actitud miserable que existe con los seres más indefensos, los bebés.

Juez congela orden de liquidación de SaludVida

Que nos dicen, de la acción de tutela que el juzgado primero civil de Valledupar ordenó congelar la liquidación de la EPS SaludVida. En la decisión judicial se manifiesta que se debe proteger la integridad de los usuarios de esta Empresa Prestadora de Salud mientras se define un plan claro para realizar su respectivo traslado.¿Hasta cuándo con tanta corrupción y desidia?.
Jamás seremos libres si no respetemos la vida de los demás, cuantos muertos no tendrá cargados en espalda a nivel jurídico y constitucional por negar esa tutela. Que posición egoísta y criminal.
Ahora bien, si el Estado resolvió cambiar totalmente el Sistema de Salud para lo cual modificó la Constitución Nacional estableciendo el Sistema de Seguridad Social como un servicio público obligatorio para el Estado y un derecho irrenunciable para la comunidad y dar, a la vez, cumplimiento a estas nuevas con concepciones constitucionales.

Entonces hace un par de años se expidió la Ley 100 que creó el nuevo sistema y la Ley 60 que la complementó apoyándola con la descentralización administrativa y la participación comunitaria. Tiene como objetivo principales hacer universal el sistema, es decir, cubrir la totalidad de la población colombiana para lo cual se crea el régimen contributivo y el régimen subsidiado sin ninguna restricción alguna. Mediante el régimen contributivo se hace afiliar obligatoriamente a todos los asalariados y a sus familiares. Esto representa el 55 por ciento de la población colombiana y a todos los trabajadores independientes con capacidad de pago. Mediante el régimen subsidiado se le da accesibilidad al resto de la población a cargo del Estado, financia con transferencias de la nación a departamentos y municipios por un fondo de solidaridad y garantía que se crea.

Comité de salud analiza muerte de Isaac Jose Guerra

Las autoridades de salud del Atlántico, ayer desarrollaron un comité para discutir el caso del menor fallecido y esta casa de noticia contacto al secretario de Salud departamental, Armando De la Hoz, para escuchar su versión.
“Tenemos el caso de un menor de 3 meses de edad, que hemos recibido en el Hospital del Niño Jesús, el niño estaba afiliado a la EPS SaludVida, como todos sabemos se encuentra en proceso de liquidación. De la cual hay un fallo de un juez que detuvo el proceso liquidatorio”, anotó el funcionario.
Ahora mismo, hay un proceso de más de 2 millones de personas en estado congelado para hacer su traslado a otra entidad, bajo este principio técnico, es un paciente que requería de un nivel de complejidad mayor, se necesitaba de unidad de cuidados pediátricos para él y lamentablemente no fue posible conseguirla en tres días haciendo todos los esfuerzos, haciendo llamadas al Ministerio, la Superintendencia Nacional de Salud, los cuales se les informó y se les enviaron todas las comunicaciones pertinentes para recibir apoyo con un cama. “Fue imposible y lamentablemente el menor falleció”, enfatizó De la Hoz.

Asimismo el secretario de la Salud, la red del departamento está cobijando la atención de más de 30 mil usuarios en este momento, no estamos atendiendo afiliados por la red privada, no tenemos atención de paciente en la red privada solo en red pública, lo que significa que las EPS liquidadas nos van a dejar con otro vacío económico en el sistema financiero en los hospitales y a las empresas sociales del Estado dado que en este momento son los que están soportando la carga de atención.
Si bien es cierto, nadie responde por proceso de liquidación y nadie responde por los dineros y nuestros hospitales seguirán perdiendo y sumando a la crisis financiera que se encuentran por otras liquidaciones como la de Caprecom, Saludcoop, Humana vivir, Cafaba, entre otras.

La vida de cualquier persona prima sobre cualquier proceso económico, sobre cualquier entidad, hicimos el llamado a caso todas las clínicas en Barranquilla para que nos apoyaran y le pudieran brindar la cama al niño y tal vez poderlo recuperar. “Vemos un deterioro del proceso moral, asistencial y que el deber ser de la medicina se antepone ante los recursos económicos de la vida de las personas”, concluyó el funcionario de salud del Atlántico.

Mensaje por parte de la secretaria

“Lamentamos este fallecimiento y dimos todo en nosotros para tratar de ubicarlo, conseguirle una cama y un soporte médico de alta complejidad que pudiera ofrecerle la sanción a su enfermedad y el mejoramiento de su patología”. El mensaje es que no hay palabras pata resarcir la pérdida de un hijo, teniendo la patología y habiendo la oportunidad y la oferta de servicios en el territorio haya sido negada.

Por otra parte, Herlinda Villarreal, Coordinadora médica del hospital Niño Jesús, manifestó que el niño presentó un cuadro de dificultad respiratoria, tenía 2 días con esta patología, la madre no le suministra nada porque era un niño prematuro y tenía antecedentes de una larga hospitalización en UCI, fue recibido e ingresado y pasa a hospitalización por su cuadro clínico, el sábado el menor empieza a presentar un deterioro respiratorio y se hace necearon intubar y tener soporte ventilatorio asistido, ameritaba una UCI pedriátrica; en la unidad no se cuenta con este servicio.
Inmediatamente inició el proceso de remisión a un tercer nivel o cuarto nivel que cuenta con este servicio pediátrico, “fue imposible que se diera esta remisión”.

“Como hospital llamamos a la Procuraduría, hicimos quejas ante la Supersalud y explicamos el caso. Dimos le mejor de todo independientemente si hay o no afiliación, ante todo humanidad y una vida en juego”, concluyó Villarreal.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios