Río de aguas negras agobia a Los Cusules

*Epidemia de dengue se tomó el sector.

Habitantes de este barrio en el municipio denuncian una problemática que están viviendo hace más de 4 años aproximadamente con unas aguas residuales, las cuales provienen de unas alcantarillas que se encuentran en sectores vecinos, esto ha traído consigo una gran cantidad de enfermedades e inconvenientes para los moradores cercanos a este lugar, el cual está ubicado exactamente en la calle 58 del mencionado barrio.

Personas afectadas con los fuertes olores que destilan estas aguas, aseguran que los residuos se quedan totalmente estancados ya que este tramo de la vía no se encuentra totalmente pavimentada, lo que impide que las aguas continúen con su camino, otro punto que hicieron saber es el llamado que han realizado en varias ocasiones y hasta el momento nadie le has dado solución.

El sitio es sin duda alguna un foco de enfermedades, en donde se han diagnosticado varios niños con brotes en la piel, todo tipo de fiebres a causa de los malos olores y la proliferación de zancudos, lo que convierte esta situación en una problemática de insalubridad para las personas que residen cerca a esta zona. Aseguran que no han hablando con nadie, que ninguna personas se ha acercado hasta la comunidad para dialogar con ellos y encontrar soluciones para el bien de esta comunidad.

Luis González, un habitante, expresa que cuando caen las lluvias los olores aumentan y esta especie de arroyo se desborda haciendo que las aguas entren hasta las viviendas cercanas, este afectado también indica que se están llevando a cabo unas obras de pavimentación cerca al sector y las personas que allí llevan a cabo dicha labor, le comentaron a la comunidad que el desborde de aguas negras se debe a esos arreglos, cosa que es totalmente desmentida por los moradores de Los Cusules, ya que están padeciendo con este problema hace más de cinco años.

“Hemos realizado miles de llamados con respecto a este tema y nos han ignorado en ciento de oportunidades, yo tengo esas aguas prácticamente en las narices porque pasan por la terraza de mi casa y no soportamos mas esta angustiosa situación, es imposible transitar por aquí, sentarse en la terraza, prácticamente estamos hasta incomunicados, andamos en la casa con las puertas y ventanas cerradas. Mi papá, un señor de 72 años tiene problemas respiratorios hace más de dos años a causa de ese mar de aguas negras y malolientes, entonces la situación es grave, necesitamos que nos colaboren con este asunto, el cual es un tema delicado pero se están haciendo los de la vista gorda”, apuntó una afectada.

Estas personas esperan la pronta solución a este tema, el cual los ha agobiado por muchos años, sobre todo con problemas de salud entre los niños y adultos mayores. Aunque dicen no ver con buenos ojos la intervención de la administración para darles una mano, ellos expresan seguir insistiendo como “la cucaracha”.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios