Carlos Prasca, rector de la Universidad del Atlántico.

El rector de la Universidad de la Universidad del Atlántico, Carlos Prasca, dio a conocer que entre las personas llevadas por la Policía a la Unidad de Reacción Inmediata -URI- hay 15 estudiantes activos de la Uniatlántico, uno inactivo, un egresado y 11 son estudiantes de otras instituciones de educación superior del departamento.

Insistió en que no puede continuar la costumbre de generar hechos de violencia en la universidad cada 24 de octubre, cuando se conmemora la Semana de la Memoria. “Esto hay que detenerlo y estamos dispuestos a tener un diálogo constructivo que conlleve a la pacificación de la universidad. El jueves incendiaron dos salones y se impidió ingreso de los Bomberos; la emprendieron con la rectoría dañando computadores, amenazaron vigilantes; luego partieron los vidrios del centro cultural, se robaron computadores y un videobeam”, dijo.

En lo corrido de este año, los daños contra la infraestructura locativa de la Universidad del Atlántico superan los $1.500 millones. “Cuesta tomar determinaciones como el pedir a la Policía ingrese a la universidad, pero nos tocó hacerlo. La Policía lo hizo siguiendo los protocolos y el cuidado para no causar daños a las personas que estaban dentro de la institución”.

Prasca enfatizó que se está trabajando para mantener la normalidad académica y poder culminar el semestre. “No podemos desperdiciar el esfuerzo que han hecho los profesores, estudiantes y padres de familia para que las clases se cumplan. Llamamos a la cordura y a que todos mantengamos la universidad abierta y se pueda cumplir su propósito educativo”, sostuvo el rector del Alma Máter.

Comentarios