El Libertador Simón Bolívar.

Por Ledys De Alba Marmolejo

Escribo este artículo inspirada en la admiración que Bolívar tenía por la Educación, la academia y el ser Maestro de profesión. La educación que vislumbraba El Libertador Simón Bolívar  era para una época y una realidad, para una situación social, política y económica concreta. No tenía como objetivo el mantener una situación existente, sino que proyectaba una transformación total. Se educaría con el objetivo de construir la noción de patria Americana y no para conservar la idea de España como patria; no se buscaría el conservar una estructura político administrativa declinada, sino destruirla y construir una correcta; no para vender y divulgar en el pueblo la idea de una paz y armonía ilusoria. Bolívar proponía y apuntaba a una educación revolucionaria; una educación futurista. Inspiración que era Instruida y guiada por su maestro Simón Rodríguez, siendo éste el maestro que más influencia tuvo sobre El Libertador Simón Bolívar, Rodríguez era un revolucionario en el campo educativo hizo que su célebre e ilustre alumno pusiera en práctica las ideas promovidas por él. Bolívar fue un hombre con mucha visión para su época, vivía motivado a luchar por la libertad del hombre a través de la educación y como pensador tenía una gran capacidad de comprensión de la realidad; además de la educación para el trabajo, buscó innovaciones en Educación Superior, en establecer escuelas donde las niñas pudieran formarse al igual que los varones, buscó el  desarrollo de la educación y la formación  popular, de la igualdad social en las escuelas y hasta llegó a enviar becarios a Europa. Bolívar siempre le concedió especial importancia al proceso educativo y en el ansió las expectativas de poder inculcarle a los ciudadanos las ideas de Patria y prepararlos para el desarrollo integral de la Nación. El Libertador tuvo claras las ideas de lo que debería hacerse con la educación, en su opinión las personas debían ocuparse de estudios, las ciencias aplicadas, las técnicas y oficios, y buscaba que los jóvenes de su época compartieran con él sus ideas. Su pensamiento siempre fue el que ellos favorecieran y se vincularan a cooperar con el desarrollo económico del país. Por ende es considerado para Simón Bolívar el Trabajo como una de las causas pioneras de la Educación, así mismo, es importante resaltar el gran valor que le inspiraba a Bolívar ser un Maestro; esto se evidencia en las ideas de su maestro Simón Rodríguez al afirmar que: “Educar es acostumbrar al hombre al trabajo para hacer hombres útiles a la Sociedad”, “La instrucción social para hacer una nación prudente. La instrucción corporal para hacerla fuerte. La instrucción técnica para hacerla experta. La instrucción científica para hacerla pensadora” entre otras ideas de la educación, es por ello que la educación popular inspiraba a Bolívar. Dio gran importancia al educador como forjador de naciones, Para el Libertador el trabajo docente estaba en el lugar más elevado, de él dependía la formación de la juventud. La educación tenía que ser popular y complemento de la acción de patria, referenciando ésta como el sentimiento que tiene un ser humano por la tierra natal o adoptiva a la que se siente ligado por unos determinados valores, afectos, cultura e historia; es el equivalente colectivo al orgullo que siente una persona por pertenecer a una nación o también a una familia. Este sentimiento permite la comprensión plena de sus deberes ciudadanos, y una formación intelectual que impidiera que le quitasen sus derechos, La formación académica que tenía el Libertador despertó en él la pasión por vivir en libertad, y hacer libre a los países Bolivarianos del Yugo de los Españoles, entre sus sabias frases expresó a su maestro: “Usted formó mi corazón para la libertad, para lo grande, para lo hermoso”.
En este orden de ideas podemos resaltar que la educación ayudaría a comprender la necesidad del cumplimiento del deber, para el Libertador de nada valía ser libre si se continuaba en la ignorancia, es así como señala: “No puede haber libertad donde hay ignorancia. La esclavitud es hija de las tinieblas. Un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción…”
Con mucha sencillez, de la forma más espontánea planteó Bolívar el tema de la Educación, es de su Discurso de Angostura: “La educación popular debe ser el cuidado primogénito del amor paternal del Congreso. Moral y Luces son los polos de una República, moral y luces son nuestras primeras necesidades”.
Es oportuno señalar que se han hecho afirmaciones de que Bolívar recibe de la influencia Roussoniana sus ideas educativas, esta afirmación es contradictoria puesto que Bolívar ciertamente leyó a Rousseau y, en materia política, no dejó de mencionarlo. Pero en cuanto a la educación, distan mucho los dos pensadores, mientras el Libertador, crea el Cusco (Perú)  escuela para niñas, porque considera que la educación de éstas es la base de la constitución familiar, el escritor Ginebrino sostiene que la mujer no debe ser educada, porque la mujer letrada es un azote para su marido, sus hijos, sus amigos, y todo el mundo; según Rousseau la mujer debía ser preparada para que piense, juzgue, ame, conozca y cultive. Lo podemos palpar en su novela pedagógica Emilio (1762) en el capítulo V dedicado a Sofía o la mujer, nos lo ratifica. Sofía o la mujer es un verdadero tratado de cómo deben de ser educadas las mujeres, aunque, una vez leído con detenimiento, más que un simple tratado pedagógico, nos atreveríamos a calificarlo de “Manual del perfecto domador”, como agudamente hace C. Amorós 1985
En este orden de ideas cito a la escritora Marisa Vannini quien ha expresado claramente: “Hay diferencias profundas y substanciales entre el pensamiento de Rousseau y el pensamiento Bolivariano; si contraponemos lo fundamental de las ideas de Rousseau y de Bolívar, las del Libertador podrían permitir formar un
anti-Rousseau”.
Sabia el Libertador juntar varios elementos para la enseñanza fructífera, en la que como siempre, se adelantó en muchos años a sus contemporáneos.

REFERENTES BIBLIOGRAFICOS

-Luzuriaga, Lorenzo: Origen de las Ideas Educativas de Bolívar y Simón Rodríguez. Universidad Centradle Venezuela, Caracas, 1969.
– MONTIEL VILLASMIL, Gastón. Bolívar y sus ideas educativas. Revisto Educativa. Coro, 1997.
– TOSTA, Virgilio. Ideas de Venezolanos Eminentes. Edit. Ministerio de Educación. Caracas, 1953
-AMORÓS, Celia. Hacia una crítica de la razón patriarcal. Editorial Anthropos. España 1985.
-ROUSSEAU, Jean-Jacques (1998), Emilio o De la Educación, Madrid pag 535

 

Comentarios