Soledeños, sin equivocarnos, votemos a conciencia

259
Orlando Villarreal G.

*Así lograremos la reivindicación administrativa, social, cultural y política, para que Soledad sea una verdadera ciudad. No más vicios, ni mañas, que ya son costumbres en sus protagonistas.

El encabezado de la misiva de hoy, siempre en viernes, que publico por Diario LA LIBERTAD, está identificada con una frase muy trajinada, cuyas palabras son las mismas que se utilizan en las elecciones, en este caso en esta época de cada cuatro años, para que no nos convirtamos en idiotas útiles o seamos convidados de piedra, en este proceso electoral en toda Colombia. Aun cuando estemos comprometidos con los candidatos a gobernación, alcaldía, asamblea, concejo distrital o municipal y ediles, en lo que concierne a Soledad nos conviene escoger candidatos que llenen las aspiraciones del pueblo, revisemos sus hojas de vida y conozcamos de primera mano su trayectoria social, cultural y política, sobre la atención que brindan a la comunidad.
Amable lector del municipio de Soledad, si va a votar, llegue a su zona electoral para que le señalen la mesa en la que le corresponde sufragar, piense bien, cuente mentalmente hasta veinte, invite a su conciencia para que le haga compañía, y tome la mejor decisión que redundará en su beneficio y en el de su familia y amistades en todo el territorio soledeño, y después de depositar los tarjetones, estimo que se sentirá tranquilo. Una vez cumplida su gestión y de acuerdo a los resultados, si sus candidatos resultan ganadores, debe acercarse con personalidad, autoridad y voz que se escuche a ellos, para invitarlos a que empiecen a cumplir las promesas que le hicieron cuando estaban en campaña proselitista, prometiendo “el oro y el moro” o esto y aquello.
Se han comprobado los descalabros que se han cometido y siguen su marcha a gran velocidad en el seno de las administraciones de municipios y departamentos, en algunos de los cuales se ha verificado que se practica la CORRUPCION, enquistada en el menú de la labor diaria, como un común denominador y protagonista determinador con menor o mayor intensidad. Expongo esto, porque es bien sabido lo que sucedió y sucede en Soledad, municipio que ya no aguanta más, por lo que bien vale la pena que nos veamos en el espejo de la pureza e idoneidad con ética, de lo contrario si queremos que las cosas y los casos sigan como están, entonces deberíamos vernos en el cristal de la desventura, infortunio y perjuicio. Lo uno o lo otro, ¡tú decides!.
En una rueda de prensa con el candidato a la Alcaldía, Rodolfo Ucrós Rosales, presidida por el senador Efraín Cepeda, me inscribí para participar en las preguntas de rigor; me correspondió el turno, entonces no me dirigí al candidato al primer cargo público de Soledad como debió ser, sino al jefe conservador, para que tuviera en cuenta esta inquietud: “Cuando el senador Álvaro Gómez Hurtado presentó el proyecto de ley para elegir los Alcaldes Municipales y Distritales, debió incluir un parágrafo en el que se excluyera al municipio de Soledad de ese ejercicio, porque este cargo se ha convertido en horno crematorio para los mandatarios que administran sólo para ellos”. Dijo que no se podía dejar a ningún municipio por fuera pero que para eso estaba la REVOCATORIA.
Invito a los oriundos y adoptados soledeños, quienes vivieron, experimentaron o están enterándose de las Alcaldías por elección popular, para que les hagan una evaluación a cada gestión de ellos, a partir del 1º de junio de 1988, cuyos titulares han sido: Saúl Sandoval Rodríguez, Mary Luz Arraut Villarreal, Rodrigo Martínez Rodríguez, Raymundo Barrios Barceló, Astrid Barraza Mora, Alfredo Arraut Varelo, Rosa Estela Ibáñez y varios encargados que la reemplazaron debido a las investigaciones que le abrieron los distintos entes de control y vigilancia, Antonio Fernando Castillo, José Zapata Guerrero, Franco Asís Castellanos Niebles y actualmente Joao Herrera, a quien le quedan sesenta y siete días para terminar su gestión.
Estimo que en cuarenta y ocho horas más o menos, empieza el proceso electoral en toda Colombia y especialmente en lo que concierne a Soledad, municipio que presenta a consideración del electorado a distinguidos y experimentados profesionales, conocedores de la cosa pública y la idiosincrasia de nuestro pueblo. Después de las cuatro de la tarde, a ‘boca de urna’ se conocerá el nombre del nuevo Alcalde municipal, período 2020 a 2023, a quien le deseamos ‘buen viento y buena mar’, quien si tiene las intenciones puede hacer un buen gobierno en cuatro años, para que al final de su mandato, entregue una nueva Soledad. ¡Que así sea!. OVIGRA

Comentarios