CRA tiene más candidatos que Gobernación y Alcaldía

0
637

Algún encanto debe tener la Corporación Autónoma Regional del Caribe cuando hay tantas abejas detrás de ese panal. Elección el lunes.

Por Rafael Sarmiento Coley
¿Por qué habrá tanta gente interesada en la dirección de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA)? Al comienzo se inscribieron cerca de medio centenar de aspirante, y en el minucioso expurgue quedaron solo 18.

En total se matricularon 57 aspirantes. Mientras que para la Gobernación del Atlántico se inscribieron cinco: Elsa Noguera, Nicolás Petro, Rodney Castro, Diana Antonia Macías y el pastor Carlos Dennis.

Para la Alcaldía de Barranquilla compiten solamente 4 aspirantes este domingo: Jaime Pumarejo Heins, Antonio Bóhorquez, Rafael Sánchez Anillo y Diógenes Rosero,

Uno de los directivos opinó, a cambio de no revelar su nombre para no verse impedido en la votación durante el acto de elección que se llevará a cabo este lunes, “aún dentro de la eliminación de los nombres de más de la mitad de los inscritos, me reservo los nombres, pero hay unos tres o cuatro ‘colados’, que están ahí como mosca en leche. Uno ya pasó por un cargo similar al de la dirección de la CRA y no hizo nada. Ni fú ni fá. Otra es una abogada que le tiene miedo a los mosquitos, y por eso, desde que está en un cargo de segunda en la CRA, no ha ido a ningún pueblo, además le da miedo hablar en público y huye de los periodistas como el diablo a la cruz. Otra se desempeñó en un cargo de responsabilidad en la alcaldía en un municipio del Área Metropolitana de Barranquilla, y fue retirada en medio de pequeños escándalos. Y hay una aspirante que tiene el lastre de haber sido, o es, esposa de un ganadero del Magdalena que en su tiempo fue señalado como cercano a los paramilitares”.

“No podemos equivocarnos”

Otro de los directivos que accedió a hablar, pero sin que lo mencionaran por temor “a un impedimento”, dijo en forma categórica que, “el peor error sería seleccionar a un director que no tenga las excelentes características y el perfil de Alberto Escolar Vega. Un profesional serio, que recuperó la imagen destacada que tenía la CRA a nivel nacional, ante de los bochornosos sucesos registrados en el 2009, bajo la dirección de Rafael Pérez Júbiz, quien inclusive fue condenado a cárcel por varios delitos”.

Uno de los mayores logros de Escolar Vega durante sus 10 años de mandato en la CRA es que se ha rodeado de un excelente equipo que lo ha acompañado casi desde el inicio de su etapa, como es el caso del secretario general Jesús León Insignares, quien durante el tiempo al frente de dicho cargo ha sido designado como director encargado en 16 ocasiones, habiendo cumplido a cabalidad con sus responsabilidades.

También se le reconoce a Escobar Vega el enorme empeño por recuperar todos los cuerpos de agua del Atlántico, el repoblamiento piscícola, la reforestación para lo cual se construyó un vivero en jurisdicción de Repelón. Por lo tanto, la CRA desde hace ocho años no compra un árbol para cuidar los bosques secos y otros sectores de frondosa vegetación.

Una de las acciones más encomiables que ha cumplido la CRA en manos de Alberto Escolar es el haberse unido en forma decidida al tan ponderado y reconocido programa emprendido por el alcalde de Barranquilla, Alex Char, para la canalización de los más voraces arroyos del Distrito. En este programa la CRA ha aportado el 50% por ciento de la inversión que se ha requerido para dichas obras.

Los electores
El Consejo Directivo 2019 que tiene la dura responsabilidad de designar a un director que tenga un perfil lo más cercano al actual titular de ese cargo, Alberto Escolar Vega, está integrado en la actualidad así:

Eduardo Verano de la Rosa: gobernador del Atlántico, presidente Consejo Directivo.

Alberto Borelly: representante del presidente de la República; Omar Ariel Guevara Mancera: representante del Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible; Alberto Vives De la Espriella: representante de los gremios: Luis Fernando Acosta: representante de los gremios; Félix Fontalvo Ávila: alcalde municipal de Palmar de Varela; José De León Marenco: alcalde municipal de Campo de la Cruz; Steimer Mantilla Rolong: alcalde municipal de Puerto Colombia; Carlos Alberto Silvera De La Hoz: alcalde municipal de Galapa; Juan Francisco Urquijo: representante de las ONG; Asleth Ortega: representante de la ONG; Emerson Baldovino: representante de las comunidades indígenas; Fabián Saltarín Jiménez: representante de comunidades Afro.

Los finalistas para el lunes
En estos momentos hay 18 elegibles al cargo de director de CRA. De este grupo hay unos que suenan con mayor fuerza. Todos con un pasado y con un respaldo político.

Peggy Álvarez, candidata de los Herrera y que busca el apoyo de Arturo Char. Fue secretaria de obras de Soledad y sobre sus espaldas pesan varios cuestionamientos por manejos irregulares en contratos en ese municipio.
Adriana Blanco que ya todos conocen ampliamente que está involucrada entre los escándalos de la Casa Blanca y Aida Merlano. Creo que ésta no debería nisiquiera estar en esa lista.
El exdirector de Cormagdalena Botero quien ya estuvo en Cormagdalena y no le fue muy bien.
Liliana Zapata, hija de un concejal y actual Sub directora de Gestión Ambiental de la CRA que ha pasado por ese cargo sin pena ni gloria, ni sonó, ni tronó. Dicen que no sale de su oficina’ todo lo delega, no recorre los municipios. ¿Si no aprovechó este espacio para mostrar su gestión’ que nos hace pensar que como directora podrá llevar las riendas de esta entidad?
Jesús León Insignares’ que lleva 8 años en la entidad, logró verificar la CRA por el Icontec como una organización con un sistema de gestión de la calidad. Ha sido 16 veces encargado de la entidad y la conoce muy bien. Además goza del reconocimiento y aceptación del 100% de los funcionarios de esa institución.

37 candidatos inscritos para aspirar a la dirección de CRA
Para este proceso, Julliete Sleman Chams fue nombrada secretaria Ad Hoc del Consejo Directivo debido a la aspiración de Jesús León Insignares.

La sombra macabra de lo ocurrido en 209
Aunque ya no quedan manchas de la corruptela que vivió la CRA a principios de los años 2000, es necesario recordar esa sombra macabra que, en un abrir y cerrar de ojos, sepultó la buena imagen que tenía esta entidad como una de las mejores del país, imagen que se disputaba con su similar del Valle del Cauca.

Fue una etapa absurda por los sonados casos de corrupción, secuestros, constreñimientos, y amenazas de muerte, entre estas una contra el periodista del diario El Heraldo José Granados, quien en esa época se desempeñaba como editor de la sección judicial.

El hecho que rebasó la copa fue el homicidio del recién posesionado jefe de Control Interno de la CRA, Álvaro Saúl Llinás Berdugo, ocurrido en abril de 2009, en Sabanalarga, porque con ese crimen ya fueron dos los funcionarios de esa dependencia asesinados ese año.

Poco antes, el 24 de enero de 2009, el consejero de la entidad en representación del sector privado, Julio César Otero, fue acribillado en las afueras de Barranquilla.

En aquella ocasión, Juan Pablo Llinás, concejal de Sabanalarga por Cambio Radical, y hermano del funcionario asesinado el sábado, declaró que ignoraba las causas del atentado, pues éste nunca le había mencionado amenazas en su contra.

«Esto nos sorprendió a todos porque no sabíamos que su vida corría peligro. El sábado estuvimos juntos todo el día, lo vi tranquilo, sin preocupación alguna. Nos tomamos unas cervezas, hicimos bromas, nos reunimos con amigos y jamás se le notó nervioso, su comportamiento era normal», comentó en tono compungido el cabildante horas previas al sepelio.

Álvaro Saúl Llinás Berdugo, abogado, de 32 años, había estado hacía unos 20 días en Bogotá participando en un concurso para escoger director regional del Inpec, pero como no se le dio, aceptó el nombramiento en la CRA, dijo también su hermano. En 2008 había sido Registrador en Suan (Atlántico).

Lo secuestraron para que cambiara el voto
La situación de la CRA se agravó en esos días en momentos previos a la frustrada elección de su director, cuando el entonces alcalde de Santa Lucía, Osvaldo Santana, directivo de la entidad, denunció públicamente en los medios que había sido secuestrado por hombres del excongresista Pedro Peñalosa, para que ayudara a elegir a la ingeniera Adriana Blanco.

En esta controversia intervino ese mismo día desde la cárcel Modelo el desmovilizado jefe paramilitar Édgar Ignacio Fierro, ‘Don Antonio’, quien mencionó a Peñalosa como hombre cercano a las Auc.

El excongresista respondió que la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía se abstuvieron de abrir investigación en su contra, y para ello enseñó certificaciones de la sala de casación de la alta corporación y de la Unidad de Derechos de la Fiscalía, fechadas en marzo del 2007.

Negó igualmente que haya tenido que ver en el secuestro del que habla el alcalde Santana, y que haya intervenido para inclinar su voto por Adriana Blanco en la dirección de la CRA. La propia doctora Blanco manifestó también que no ha estado promoviendo su candidatura a la CRA, ni que Peñalosa interviniera para conseguir votos a su favor como sostuvo Santana.

En esa época de infausta recordación en la CRA, el caso mereció especial atención, por lo que esa misma semana se produjo la visita del general Óscar Naranjo (en ese momento Director General de la Policía Nacional), para ponerse al frente de la investigación. El comandante (e) de la institución en el Atlántico, coronel Frank Chaustre, sostuvo que aún no se puede relacionar como móvil del homicidio de Álvaro Saúl Llinás su vinculación laboral con la CRA. «Eso, por ahora, es pura especulación, hay que profundizar en la investigación», precisó el oficial.

La CRA comenzó a ser citada como foco de corrupción porque en junio de 2008, su director, Rafael Alberto Pérez Jubiz, pagó un contrato por 600 millones de pesos para un programa de arborización en el departamento, el cual no se cumplió. Por este hecho está cobijado con medida de aseguramiento, pero le dieron detención domiciliaria.

El chiste cruel de la época, registrado con gran despliegue por la prensa local, es que Pérez Jubiz juró y contrajuró que los arbolitos sí se sembraron “pero se los comieron los burros de esos pueblos”.

Para todas esas maniobras oscuras los directivos de la CRA de aquella época recurrieron a numerosas ONS falsas, registradas en Cámara de Comercio con nombres inexistentes y direcciones de casas tuguriales en los pueblos donde decían tener sus sedes. Todo era falso. Hasta el día de hoy existe la sospecha de que detrás de semejante organización criminal para saquear la CRA estuvo el cerebro macabro de un congresista atlanticense, que tira la piedra y esconde la mano, protegido por presuntos tentáculos de viejos vínculos con el paramilitarismo. Tomado/lachachara.org

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios