En la vía a Juan Mina/Hallan cuerpo de menor arrastrado por el arroyo León

0
2002

A la altura del kilómetro y medio de la vía a Juan Mina, fue hallado en la tarde de este miércoles el cuerpo sin vida del menor Saith Alíh Yance Zamur, de 14 años, quien fue arrastrado por el arroyo León, el martes por la tarde en la calle 115 con carrera 16, barrio Los Ángeles I etapa.

Los organismos de socorro habían trabajado en la búsqueda del menor poco tiempo después del triste hecho, suspendiendo dicha labor a eso de las seis de la tarde para otra vez retomar las labores ayer a las siete de la mañana.

“El cuerpo fue encontrado en la zona entre la vía Juan Mina, altura del Motel Ibiza, hacia Alameda del Río. Vamos con el acompañamiento del CTI para hacer el lavantamiento.”, dijo ayer el capitán Jaime Pérez, comandante del Cuerpo de Bomberos de Barranquilla, encargado de confirmar el hallazgo del cuerpo del adolescente.

“Auxilio, auxilio,

me ahogo, me ahogo”,

Las últimas palabras que alcanzó a decir Saith Alíh Yance Zamur, antes de hundirse en el afluente, fueron pidiendo ayuda porque el fuerte caudal se lo estaba llevando.

Los testigos de ese angustioso momento fueron el hermano menor del muchacho de 14 años y dos amigos más, con quienes había salido a jugar fútbol con un viejo balón, mientras caía un torrencial aguacero.

“Auxilio, auxilio, me ahogo, me ahogo”, repitió el menor segundos antes que las aguas del crecido arroyo se lo ‘tragaran’.

Stefany Esther Yance Zamur, madre de Saith Alih, pese a lo ocurrido y que las posibilidades que su hijo haya sobrevivido al triste hecho eran prácticamente nulas, aún guardaba, hasta ayer al mediodía, la esperanza que el mayor de sus retoños estuviera con vida.

“Sé que existen los milagros y espero y guardo la esperanza que mi hijo esté vivo”, indicó la afligida madre, ayer en diálogo sostenido con el diario LA LIBERTAD en su humilde vivienda ubicada en la calle 115 No 14-03, del citado barrio, horas antes de recibir la triste noticia del hallazgo de su hijo sin vida.

Fue a coger el balón

Stefany aseguró que todo ocurrió cuando su hijo se fue a coger un balón con el que estaba jugando con su hermano y dos amigos.

“Mi otro hijo me contó que Saith se metió al arroyo a coger un balón. Cuando lo alcanza, se lo tira a uno de los compañeritos, pero él no lo atrapó, entonces el balón se regresa al arroyo. Cuando eso sucede, mi hijo se tira al arroyo nuevamente y cuando lo hace se le formó un remolino y eso lo chupó y de ahí no salió más. Yo le había dicho la vez pasada que llovió fuerte, es decir el lunes, “Saith ese arroyo tiene peligro. Precisamente salió a buscar el mismo balón. Yo le dije mijo esa pelota se pierde y no pasa nada, pero tu vida está en peligro. Tú te metes en ese arroyo y Dios no lo permita, ese arroyo te lleva, pero él me contestó: “No mami yo no me voy a ahogar y regresó con el balón”, relató el ama de casa.

El martes el muchacho de 14 años, de acuerdo a lo expresado por su madre, ya se había bañado con el aguacero y hasta estaba cambiado de ropa y había terminado de almorzar cuando fueron dos amiguitos a buscarlo para ir a jugar fútbol cerca al arroyo.

En esta ocasión no regresó a su casa, como lo había hecho el pasado lunes.

Se reinició búsqueda

Ayer a las siete de la mañana los organismos de socorro reiniciaron la búsqueda del menor.

Personal conformado por el Cuerpo de Bomberos de Barranquilla y la Defensa Civil, realizaron largos recorridos intentando hallar el cuerpo del menor de edad.

Se llegó hasta el lago del Cisne donde están las mallas.

A las cuatro y media de la tarde encontraron a Saith.

Amaba el fútbol

En el barrio Los Ángeles I etapa, vecinos del menor lo describieron como un joven alegre y amante del fútbol.

Cursaba sexto año en el colegio Básico 161, del barrio El Pueblito y era el mayor de 3 hermanos.

Caso similar

El pasado jueves 17 de octubre en el barrio La Victoria, se presentó un caso similar al de Saith Alíh.

En esa ocasión un niño de 12 años, identificado como Jesús David Mercado Orozco, fue arrastrado por la corriente del arroyo que atraviesa el Jardín Botánico.

El niño había estado jugando con un grupo de amigos y se habían lanzado al arroyo en varias oportunidades, hasta que en una de esas no salió más a flote.

El cadáver del menor fue hallado a la mañana siguiente por los organismos de socorro a la altura del caño de la Auyama, en el barrio Rebolo.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios