Imaginamos que la campaña de la única mujer candidata a la Alcaldía de Soledad, Beatriz Barraza, ya tomó atenta nota de las denuncias del senador Eduardo Pulgar ante la Procuraduría, donde la señala de estar repartiendo supuestas ‘escrituras chimbas’.

Tal como están las fuerzas políticas en el departamento, el senador Eduardo Pulgar debería ser consciente que su candidato Rodolfo Ucrós no es el ‘gallo de pelea’ que pueda medírsele a Beatriz Barraza en las urnas este 27 de octubre cuando es seguro tal como lo han demostrado las encuestas, que la comunidad soledeña la respaldará masivamente con su voto, porque sus propuestas son creíbles y realizables en los cuatro años que le esperan como alcaldesa de los soledeños.

Es sabido que en estos tiempos no es con demagogia ni falsas promesas como los aspirantes a cargos públicos por elección popular puedan resultar victoriosos. Los soledeños ya no comen cuento, como vienen prometiéndolo algunos caciques políticos de la región, ni creen tampoco en promesas incumplidas, porque se cansaron de esperar de los políticos lo que nunca llegó. 

Los habitantes de Soledad entienden que esta mujer conoce sus necesidades porque las vivió en carne propia y ahora Barraza quiere devolverle a su gente lo que ha logrado con esfuerzo, tesón y mucho trabajo, que es una mejor calidad de vida.

También hay que decir que es deplorable que un senador de la talla de Eduardo Pulgar la señale de estar entregando escrituras falsas, o ‘chimbas’ cuando es claro que lo mínimo que merece un ser humano, es vivir con dignidad y qué mejor que reconocerle a la gente como suyo lo que les pertenece legalmente y por tradición.

También es evidente y claro que no es persiguiendo ni señalando a una mujer como Beatriz Barraza, que conseguirán amedrentarla y hacerla desistir de su deseo de servirle al pueblo soledeño, porque de lo que sí está segura es que resultará vencedora en las elecciones tal como los soledeños se lo han demostrado en cada una de sus correrías.

También es cuestionable las actitudes misóginas e inquisidoras del jefe político de Ucrós, porque es claro no es la forma de tratar a una mujer que se ha hecho a pulso y por cuya aspiración ha venido luchando con el respaldo del pueblo soledeño que es el que en últimas la quiere convertida en su alcaldesa para los próximos 4 años.

Y también hay que decirlo con todas las letras, el mencionado Senador deja ver su talante cuando advierte que hará una masiva caminata para el cierre de campaña de su candidato Rodolfo Ucrós, con permiso o sin permiso, dejando el equívoco mensaje en la sociedad que sus decisiones están por encima de la ley, ‘lo cual merece un revisión de su parte’, dijo finalmente la candidata a la Alcaldía de Soledad.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios