Parásito comunista venezolano, desconoce la historia

533
Ariel Peña

El parásito comunista venezolano de Jorge Arreaza, quien funge como canciller de la dictadura de Nicolás Maduro, al criticar las intervenciones de los presidentes Iván Duque de Colombia y Donald Trump de EE.UU en la 74 Asamblea General de las Naciones Unidas, demostró su desconocimiento absoluto de la historia, no se sabe si es por ignorancia suma o picardía extrema, al ser seguidor enfermizo de la estafa comunista del marxismo leninismo, creemos que es por lo primero.
Porque seguir con la perorata comunista de que el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán el 9 de abril de 1948, fue cometido por el gobierno colombiano de aquel entonces, es una absoluta canallada, pues el rigor histórico ha demostrado, que fue la internacional comunista dirigida desde Moscú por Stalin, quien patrocino ese magnicidio, para crear el caos en la Novena Conferencia Panamericana que se realizaba en esos momentos en Bogotá, a lo que hay que agregar, para más señas, que el sátrapa cubano de Fidel Castro quien tenía 22 años, se encontraba en Bogotá, lo que demuestra inequívocamente el origen del crimen, algo que desconoce Arreaza quien es un dócil lacayo de la dictadura cubana; además no se puede pasar por alto que en 1940, Joseph Stalin fue capaz de mandar asesinar en México a su rival político León Trotski, lo que demuestra que el “padrecito” no se paraba en pelos para el crimen, y matar a Gaitán le producía al comunismo internacional importantes ganancias geopolíticas por la guerra fría.
También Arreaza en su desfase histórico, dijo que en 1980 gobernaba a USA, Richard Nixon quien había impulsado una campaña en contra del comunismo, lo que es una equivocación porque el que gobernaba a EE.UU en ese año era Ronald Reagan, quien más adelante se convirtió en el sepulturero del comunismo en Europa Oriental al lado del sindicalista Lech Walesa y del papa San Juan Pablo Segundo; lo anterior demuestra que el marxismo o comunismo totalitario sigue siendo el padre de la mentira, en donde la verdad solamente es un prejuicio burgués.
El desadaptado canciller de Maduro, para contrariar el discurso del presidente colombiano Iván Duque, menciona que en nuestro país han asesinado a muchos líderes sociales, desconociendo que el narcotráfico es el artífice de esa tragedia, en donde las narcoguerrillas comunistas han explotado a más no poder ese negocio ilícito, aliadas con los carteles mexicanos, porque es bien sabido que para el comunismo el narcotráfico es una “forma de lucha”.
Arreaza al hacer mención al discurso de Donald Trump, muestra su total desconocimiento histórico, y no se refiere al planteamiento que hizo el mandatario estadounidense sobre los 100 millones de asesinatos cometidos por el comunismo, lo que convierte al marxismo en la organización que más ha perpetrado crímenes en todos los tiempos, siendo además una fábrica de miseria y envilecimiento; como lo vemos en Venezuela en donde se han producido cerca de 5 millones de refugiados que en la mayoría de los casos viven de la caridad pública en ciudades como Bogotá, sin embargo la bestia de Nicolás Maduro, dice que de su país no han salido sino 700 mil personas y que están haciendo turismo en las naciones vecinas, definitivamente ese sujeto es un depravado.
Además siguiendo con su ignorancia supina, Jorge Arreaza, habla del fin del capitalismo ¿cuál capitalismo, el salvaje de la China, el industrial y comercial, el de Estado, el cooperativo, el autogestionario, el financiero? Porque el termino capitalismo tiene muchas aplicaciones, pero los comunistas utilizan las simplificaciones, las dicotomías y los reduccionismos, para buscar que las masas despistadas tomen partido, siguiendo las enseñanzas del comunista italiano Antonio Gramsci.
Hay que recordar que el capitalismo, surge porque los humanos somos seres de necesidades, que las tenemos o nos las crean, y para satisfacer esas necesidades existen las mercancías, lo que origina la ley de la oferta y la demanda, conduciendo a una economía de mercado, lo cual hace que aparezca el capitalismo, que simplemente responde a las necesidades humanas, sin desconocer que se cae en algunas oportunidades en acumulación desmedida de capital, pero por eso debe haber un desarrollo de las fuerzas productivas para elevar la calidad de vida de las naciones, pero eso no sucede en Venezuela porque a la camarilla comunista no le interesa sino enriquecerse y mantener el poder a cualquier precio, sin importarle los sufrimientos de la población causados única y exclusivamente por el castrochavismo.
Latinoamérica que ha sido víctima de la conspiración terrorista del comunismo, debe emprender un gesta democrática de gran contenido ideológico para erradicar al totalitarismo cuya perfidia es bastante conocida, por las experiencias de Cuba, Venezuela y Nicaragua, siendo indudable que el enemigo de la democracia liberal es el marxismo, que se camufla de diferentes maneras para llevar a los pueblos a la esclavitud.

Comentarios