Aída Victoria Merlano dijo que lo que hizo su mamá ese día (primero de octubre), y que quedó registrado en un video, fue quitarse “un jean que tiene encima” para quedarse con el pantalón blanco que se ve en la grabación.

Merlano contó que la excongresista acostumbra a cambiar su vestimenta, y es una manía que tiene, “cuando quiere meter ropa diferente a la cárcel: ella lo que hace es cambiarse la que tiene y uno se lleva la ropa vieja, y ella se pone ropa nueva”.

“Mi mamá no tiene pena de nada, ella se empelota delante del que sea, se cambia delante del que sea, eso nunca me timbró ni me pareció algo raro”, comentó la joven en el noticiero, ante la pregunta de que si esa situación no le había despertado alguna sospechosa.
La joven también aseguró en la entrevista que jamás imaginó que su madre se fuera a escapar, y menos por la ventana del consultorio odontológico, pues dice que ella se retiró primero de allí porque a la hoy fugitiva no le gusta que la vea esposada.
“Yo salgo del edificio, cojo el ascensor, bajo, compró un agua micelar. Yo no salí huyendo del edificio, yo salí como si nada. Y cuando estoy en el (centro comercial) Andino pagando una ropa, me llama alguien a decirme: ‘¿Viste las noticias?’. Obviamente me asusté, ahí entré como en ‘shock’”, explicó Merlano.

Las declaraciones las entregó Merlano Manzaneda horas después de que una juez ordenara dejarla en libertad, junto con el odontólogo que atendió a su mamá: Javier Cely, pese a que los fiscales del caso pedían que los enviaran a prisión.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios