El congresista del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, dijo que cuando llegó a la presidencia de la República Colombia había vivido la muerte de más de 200 dirigentes sindicales.
Explicó que para entonces había solamente un sentencia condenatoria de asesinos, luego aseguró que uno de los objetivos de la seguridad democrática fue la protección de los dirigentes sindicales y se lamentó de no haber llegado a cero, no obstante recordó que en el último año de su gobierno asesinaron a 14 dirigentes sindicales.
Recordó que al final de su gobierno quedaron ejecutoriadas más de 200 sentencias por el esfuerzo que hicieron con la OIT y la justicia.
Reclamó sobre las acusaciones que lo ponen a él como cómplice de ladrones cuando nunca lo ha sido. Manifestó que otra cosa es acusar directamente a alguien como él lo hizo, porque con sus actuaciones fue cómplice de los ataques terrorista a Emcali.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: