Un joven univeritario que protestaba cargó a un vigilante en su hombro luego de que éste perdiera el conocimiento producto de los gases lacrimógenes lanzados por el Esmad durante las protestas en la Universidad Nacional de Bogotá.

Dos fotos muestran que el joven cargó al vigilante en su hombro izquierdo y lo llevó hasta una ambulancia para ponerlo a salvo. Diego Niño, bloguero de El Espectador, calculó que el joven recorrió unos 30 metros.
Niño también indicó que posiblemente el celador era nuevo, ya que en situaciones de protestas, “los veteranos desaparecen a la tercera papabomba”.
En Facebook, donde fueron divulgadas las fotos, los internautas resaltaron el gesto del joven, a quien en una tercera foto se le ve regresando a la manifestación que se registró este jueves y en la que encapuchados se enfrentaron al Esmad.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: