El desarrollo de la industria medicinal y científica del cannabis es una gran oportunidad para contribuir al progreso del país y hay que asegurar que esta se haga con legalidad, emprendimiento y equidad.
La afirmación la hizo Juan Pablo Uribe Restrepo, ministro de Salud y Protección Social, en el primer foro de la Asociación Colombiana de Industrias de Cannabis (Asocolcanna), en la que dio a conocer la posición del Gobierno nacional en torno a este naciente renglón en el país.
“El Gobierno del presidente Iván Duque ha abordado este desarrollo con franqueza y entusiasmo, y ve en él una oportunidad para que se haga dentro de esos pilares: ese es el gran reto del Gobierno y de esta industria que es nueva, por lo que hay que garantizar que sea legal, innovadora, ágil, segura, de alta calidad y de creciente valor, y para eso debe ser una apuesta de largo plazo y no de inmediatez”, manifestó el Ministro.
Explicó que el Ministerio de Salud ha estado revisitando el marco normativo de la industria, para lo cual expidió un decreto que da las pautas para diferenciar mejor lo psicoactivo de lo no psicoactivo; para que los requisitos técnicos de las licencias sean sólidos, y para que exista correspondencia entre las licencias y los cupos.
Ese marco normativo, manifestó, va a evolucionar de acuerdo con el aprendizaje que se vaya adquiriendo en el tema, para hacer mejor la conexión entre la actividad industrial y el impacto en la salud pública del país.
Añadió que también se están articulando acciones entre todas las entidades e instituciones del Gobierno y que el Ministerio ha redoblado esfuerzos para agilizar los trámites de solicitud de licencias.
En este sentido, informó que entre agosto de 2017 y ese mes de 2018 el promedio mensual de solicitudes era de 10 y que desde esta última fecha a septiembre de 2019, se elevó a 37. “Eso nos ha desbordado y por ello implementamos con nuestra Dirección de Medicamentos un plan de choque, para evacuar este año esas peticiones”, aclaró Uribe Restrepo.
A la fecha, el Ministerio ha otorgado 135 licencias para la fabricación de derivados del cannabis y entregado cupos iniciales de investigación y de exportación.
El Ministro aseguró que la cartera de salud sigue permanentemente la evidencia mundial sobre los avances terapéuticos del cannabis, para garantizarles a los pacientes y sus familias que les genere valor.
“Aquí no hay afán o atajo que sirva -subrayó-; aquí solo funciona el rigor de la aplicación de la evidencia científica”.
Uribe Restrepo reveló que gracias a un trabajo conjunto del Ministerio de Salud con el de Justicia, la Cancillería y el Fondo Nacional de estupefacientes, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) amplió de 1,2 a 14 toneladas el cupo anual de Colombia para consumo interno de cannabis medicinal.
Finalmente, dijo que los desafíos que tiene el Gobierno frente al cannabis terapéutico son la actualización del marco normativo, el fortalecimiento de la capacidad de vigilancia y control, la reducción de los riesgos de abusos o ilegalidad, y la facilitación y agilización de los trámites.
‪”También es necesario asegurar el desarrollo a largo plazo de la industria con un Conpes que, en la política de desarrollo económico y social, va a garantizar la capacidad de fortalecer la investigación, la tecnificación e industrialización”, concluyó el Ministro.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: