Dos insumos esenciales e irremplazables en el procesamiento de cocaína, el ácido clorhídrico y el ácido sulfúrico, presuntamente eran desviados en grandes cantidades desde la Costa Atlántica y Santander por una red criminal que habría diseñado un andamiaje ilegal de acopio y transporte de estas sustancias.
La Fiscalía General de la Nación, a través del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), y la
Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional identificaron la actividad ilícita, a los
supuestos integrantes de la organización, los lugares de almacenamiento, los métodos de
camuflaje y las rutas utilizadas para llevar los insumos a los laboratorios de producción de
estupefacientes en Nariño y Cauca.
En 14 meses de investigaciones se estableció que la estructura esperaba en Barranquilla la
llegada de los contenedores cargados de ácido clorhídrico y sulfúrico, y, con el presunto
auspicio de trabajadores de las empresas importadoras de químicos, desviaba algunas
cantidades hacia bodegas ubicadas en ciudades de la Costa Atlántica.
Los indicios dan cuenta que, luego de agrupar varios galones, los insumos eran trasladados
en tractocamiones hasta los complejos narcotraficantes en el sur del país. Esta misma
modalidad era utilizada en Santander y Meta, desde donde los integrantes de la estructura
enviaban otro tipo de elementos como cemento e hidrocarburos.
Por orden judicial, nueve de los señalados responsables de la cadena criminal fueron
capturados en diligencias cumplidas en Barranquilla, Santa Marta, Barrancabermeja
(Santander), y Samaniego y Pasto (Nariño). Simultáneamente, dos de los supuestos
transportadores de la red fueron capturados en flagrancia mientras movilizaban ilegalmente insumos en Tuluá (Valle del Cauca).
Durante las diligencias fueron incautados 3.369 galones de ácido sulfúrico, 17 toneladas de
cemento y algo más de 34 millones de pesos en efectivo.
Los procesados fueron presentados en audiencias concentradas y un fiscal destacado ante el CTI los imputó como presuntos responsables de los delitos de concierto para delinquir
agravado y tráfico de sustancias para la elaboración de narcóticos. Tres de los indiciados
aceptaron los cargos, cuatro más se comprometieron a colaborar con las investigaciones y
los demás rechazaron su participación en los hechos.
Por disposición de un juez de control de garantías de Barranquilla, los nueve capturados por orden judicial recibieron medida privativa de la libertad de detención domiciliaria.
Entre los judicializados están dos de los denominados coordinadores de la estructura
conocidos como ‘Tío’ y ‘Omar’, quienes serían los máximos financiadores y los
responsables de recibir los insumos en Nariño y trasladarlos hasta los complejos
narcotraficantes.
Otros de los detenidos estarían vinculados a la desviación, acopio y transporte de los
químicos e hidrocarburos como alias ‘Cachaco’, Carlos, Fernando, James, Sandoná, Gomelo
y Mocho, este último habría usado su condición de discapacidad para intentar pasar
desapercibido y dirigir los despachos de químicos desde bodegas en la Costa Atlántica.
En esta primera fase de la investigación el CTI de la Fiscalía General de la Nación y la
Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional indicaron que han incautado 3.369 galones de ácido sulfúrico, 11.500 galones de hidrocarburo y 17 toneladas de insumos sólidos. Al impedir la llegada de estos elementos a los laboratorios se evitó la producción de 13 toneladas y media de cocaína y comercialización de 133 millones de dosis de droga.
Con información de la Fiscalía General de la Nación 

Comenta aquí: