*El gremio está en desacuerdo con el artículo del PND que obliga a la demanda a comprar energía de fuentes no renovables.
La Asociación Nacional de Empresas de Generación, Andeg, indicó que la generación está disponible para atender la demanda de energía en la costa Caribe, el problema es que las redes actuales no permiten llevarla tal como se requiere.
Así lo precisó al referirse a la Demanda No Atendida, DNA, en esta zona del país, afirmando que ésta viene creciendo y afectando sobre todo a tres departamentos: La Guajira, Cesar y Magdalena.
“Vemos que desde enero esa Demanda No Atendida ha venido creciendo y aquí lo que preocupe que las redes no se solucionan de la noche a la mañana, las redes de transmisión y distribución ya están agotadas y van a seguirlo estando hasta tanto no se hagan inversiones en ellas”, expresó Alejando Castañeda, presidente de Andeg.
Reiteró que la generación térmica está disponible pero como las redes no permiten llevar la energía se termina racionando en algunos sectores. Aseguró que es mejor generar, así cueste un poco más, porque racionar es el peor mensaje y el costo más alto para los usuarios.
Al gremio le preocupaban los costos de las restricciones y por ella respalda la nueva propuesta regulatoria que propone que los agentes que causen el problema, sean quienes asuman el costo.
Andeg precisa que espera que se cumpla lo que dijo la Superintendente Natasha Avendaño, que en próximos días arrancarán las inversiones para el mejoramiento de las redes con los recursos por $860 mil millones de los Conpes y que rápidamente esa inversión llegue a las regiones y así cómo está distribuida por departamentos va a generar un impacto, va a mejorar las condiciones de prestación del servicio de energía eléctrica.
La subasta
De otro lado el presidente de Andeg, habló sobre la la próxima subasta de proyectos de generación de energía a partir de fuentes renovables no convencionales (eólica y solar), prevista para el 22 de octubre, asegurando que hay una buena concurrencia de empresas interesadas. Pertenecientes al gremio hay 3 compañías participando con el objetivo de diversificar su portafolio.
Sin embargo Castañeda sostuvo que les preocupa el artículo 185 del Plan Nacional de Desarrollo que establece que la demanda (comercializadores) comprarán, sí o sí, electricidad a proyectos de energía eólica y solar. La obligación se establece a través de los contratos de largo plazo. Para la Asociación esta iniciativa afectaría la competitividad dado que crea un mercado cautivo por la obligatoriedad de la compra de 10 % de la energía requerida por los comercializadores.
“Nos preocupa que desde el punto de vista de precios no sea lo más eficiente, pues si yo como oferente veo que tengo una demanda cautiva y lista para comprarme pues yo voy a tratar de subir el precio un poco más”, explicó el ejecutivo.
El tema de la obligatoriedad es para la demanda regulada, la demanda no regulada no quedó incluida. “La obligación de compra no creemos que sea la mejor forma de hacerlo, esperemos que no se necesite”, manifestó el dirigente gremial, quien considera que hay suficiente espacio para que las renovables participen y sean capaces de ganarle al resto de tecnologías en franca lid.
El carbón
frente a estas nuevas fuentes de generación, el carbón aunque tanto a nivel mundial como en Colombia, pierde participación en la matriz de generación eléctrica, se mantienen. Baja su participación de un 25% a un 20% pero se mantiene, es decir el carbón no va a desaparecer. Afirmó Andeg que lo que se se requerirá es que si va a entrar carbón nuevo lo debe hacer con la mejor tecnología para que los efectos desde el punto de vista de emisiones sean los más bajos posibles.
“Hay tecnologías de carbón como la crítica y la súper crítica, que lo que hacen es que iguala casi en emisiones de CO2 el tema con el gas. Hay tecnología para hacerlo y hacerlo bien hecho”, puntualizó Alejandro Castañeda.
Cargo por confiabilidad
Durante el 6° Foro Energético de Andeg, Castañeda, resaltó la importancia del Cargo por Confiabilidad para el sostenimiento de la matriz de generación, y el impacto directo y negativo que significaría la propuesta de modificación que en repetidas ocasiones, y con diferentes aristas, han hecho los congresistas pues se pretende cambiar la naturaleza de los recursos recaudados, convirtiendo la tarifa privada en recursos públicos sujetos a control y vigilancia por parte de los entes de control y de la Fiscalía General de la Nación.
Para la Asociación esto tendrá como efecto la poca confianza de los inversionistas, quienes el pasado mes de febrero en la subasta se comprometieron a invertir cerca de 4.000 millones de dólares en nueva capacidad de generación y no podrán tener certeza de recibir en un fututo los pagos que el sistema debe darles por 20 años.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: