El Representante a la Cámara por el Atlántico, César Lorduy, presentó en la plenaria de Cámara cuatro proposiciones en el trámite de la aprobación del proyecto de ley sobre plazos justos. Todas estas fueron aprobadas, destacándose la que consagra la obligación para el Estado de pagarle a los particulares que le prestan servicios o que le venden bienes, en un plazo máximo de 60 días.
“Pronto todos los que contraten con el Estado no sufrirán la eterna espera de un pago”, agregó el congresista por el departamento del Atlántico, en vista que las entidades públicas se caracterizan por pagar más allá de los plazos sus acreencias.
El proyecto de ley que fue aprobado en la plenaria de la Cámara contiene también que las empresas tendrán la obligación de pagar máximo en 60 días, -plazo justo- una vez sea entregado el producto o servicio. Al proyecto le hacen falta dos debates en el Senado de la República para pasar a sanción presidencial.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: