El gobierno de Estados Unidos, en cabeza de Donald Trump, anunció que prohibirá a partir de la fecha la entrada a ese país de funcionarios de Venezuela e Irán, medida que se extiende también a sus familiares.
La medida, contenida en dos declaraciones firmadas por Trump, supone un nuevo incremento de la presión sobre los dos países en plena Asamblea General de la ONU, donde ambos Gobiernos están representados a alto nivel.
Para el caso de Venezuela, la decisión veta a los funcionarios “miembros del régimen de Nicolás Maduro que funjan como viceministro, equivalentes, o por encima”.
La restricción se anunció en vísperas de que la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, emprendiera un viaje a Nueva York para intervenir en nombre del país ante la Asamblea General.
En principio, como país anfitrión de Naciones Unidas, Estados Unidos está obligado a facilitar a funcionarios extranjeros sus desplazamientos a la sede de la organización internacional.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: