Los vehículos donde fueron transportados los cadáveres de las dos personas, según la Policía, asesinados en una vivienda del barrio San José y llevados hasta la vía que comunica el barrio Las Flores con el corregimiento La Playa, quedaron grabados en las cámaras de seguridad ubicadas en la Vía 40.
La información la entregó ayer en rueda de prensa el comandante operativo de esa institución armada, coronel Yecid Peña.
Indicó que los dos carros grabados en las mencionadas cámaras de seguridad son uno marca Hyundai de color blanco, de placas IWK-289 y un Mazda 3, azul oscuro, también registrado con las letras números JGK-358, minutos previos que desde los automotores arrojaran los cuerpos de Leonel Andrés Cárdenas Rodríguez y Luis Carlos Narváez Narváez.
Dijo el oficial que la primera cámara registra a los dos vehículos pasar por la Vía 40, a la altura de la Cárcel Modelo, a las 5:40 de la mañana del domingo.
Tres minutos después quedaron grabados en otra cámara en la Vía 40 con calle 77 rumbo a la vía que conecta a Las Flores y La Playa, donde fueron lanzados los cuerpos a un arroyo.
En el sitio, la patrulla del cuadrante halló a Joan Severiche Beltrán, quien conducía el Mazda 3 y se presume que de allí sacaron a uno de los cuerpos para tirarlo al arroyo. La patrulla informó por radio que del lugar se daba a la huida el otro vehículo de color blanco y fue interceptado en Villa Campestre por otra patrulla.
Este último vehículo era conducido por Arley de Jesús Riquet Baldovino. En este automóvil, las autoridades hallaron rastros de sangre.
De acuerdo con las versiones conocidas por las autoridades, Luis Carlos Narváez Narváez y Leonel Andrés Cárdenas Rodríguez, de 25 años, fueron asesinados en el barrio San José y después transportados hacia la vía de Las Flores-La Playa.
En el lugar fue capturado Joan Severiche Beltrán, de 26 años, quien habría lanzado los cuerpos y tenía los zapatos untados de sangre.
La investigación del Fiscal se centra en Arley de Jesús Riquett Baldovino, el otro capturado, quien tenía negocios ilegales con los dos hombres asesinados. Estaban relacionados con clonación de tarjetas, hurtos electrónicos y falsificación de dineros.
Parece que el detonante del doble crimen y lo que manejan las autoridades, es que las víctimas habrían establecido un negocio con Arley. Le aseguraron que un proceso químico podía duplicar los billetes de 50 mil pesos.
Se dijo que Severiche Beltrán le entregó un dinero a las dos personas fallecidas para que duplicaran la plata pero esto nunca sucedió y quizás fue unas de las causas del doble crimen.
El coronel Peña en sus declaraciones manifestó:
“El domingo por la mañana se encontraban los cuadrantes del corregimiento de La Playa haciendo patrullajes y se encuentran con unos individuos que en ese momento estaban arrojando unos cuerpos a un caño. Se inicia una persecución e inicialmente es capturado uno de ellos y quien tenía su ropa llena de sangre, lo cual permitió inferir que tenía participación en el crimen de estas dos personas. De inmediato se inicia un proceso investigativo por parte de la Fiscalía y se tiene la captura de otro sujeto, así como la incautación de dos vehículos y en este momento se está trabajando en todo el material probatorio, por lo que ya fueron llevados a la audiencia y allí se sabrá realmente qué fue lo que motivó a estos dos individuos a participar en este doble homicidio”.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: