El plantón que hicieron familiares del patrullero de la Policía ayer frente a la sede de la Fiscalía en el Paseo de Bolívar.

Dos familias, cuyos parientes fueron asesinados en esta ciudad en distintas fechas, están pidiendo justicia a las autoridades, ya que en uno de los casos las personas detenidas están pidiendo casa por cárcel, y en el segundo el presunto autor del asesinato está huyendo y no es posible que la Policía lo capture, a sabiendas que está plenamente identificado.

Este lunes desde las 8 de la mañana familiares del patrullero de la Policía, Eduardo Bolaños Guzmán, realizaron un plantón con carteles frente a la sede de la Fiscalía, Paseo Bolívar, donde por muchos años funcionó la Caja Agraria, hoy Banco Agrario.

Estas personas piden que no se le dé vencimiento de términos y que tampoco a las 12 personas detenidas se les conceda la casa por cárcel.

Por su parte, el abogado Breiner Cerpa Miranda pidió una audiencia de sustitución de medida de aseguramiento que está programada para este martes en la sala 4 del Centro de Servicio Judicial. En esta vista pública el abogado solicitará la casa por cárcel.

“El propósito de este plantón es no al vencimiento de términos, no a la casa por cárcel. Ya ellos son reincidentes y ellos ya tienen procesos anteriores. Queremos justicia. Mi hermano era un servidor público y por hacer su labor le hicieron un daño”, dijo Milagros Bolaños, hermana del patrullero.

“Queremos que se haga justicia con la muerte de mi hijo. No a la casa por cárcel para ninguno de los implicados en la muerte de mi hijo”, señaló Lilia Guzmán, mamá del uniformado asesinado.

El patrullero fue ultimado el 26 de abril del 2018 cuando intentó evitar un fleteo que le cometían a un ciudadano en el barrio 7 de Abril. Los capturados al parecer hacen parte de la banda ‘Los Pirañas’ y para el 19 de octubre está fijada la fecha de la audiencia preparatoria.

Estudiantes, compañeros y familiares de Juan Camilo Altamar Sánchez, se hicieron presentes ayer en la mañana a la redacción de este diario, donde pidieron la captura del responsable del crimen.

El otro caso

El segundo caso similar es el del adolescente de 16 años, Juan Camilo Altamar Sánchez, quien fue muerto de una puñalada en la espalda en la noche del 14 de septiembre, día de amor y amistad en el barrio Soledad-2000 y donde se sindica del hecho a un vigilante callejero, llamados con la sigla S-2, quien después de la muerte del menor fue capturado por la Policía pero lo dejaron en libertad al no existir, según ellos, flagrancia y es el momento que está ahora huyendo de la justicia.

Este lunes en la mañana se acercaron a la redacción de este diario dos hermanas y varios jóvenes que cursaban estudios con la víctima en la Institución Educativa María Montesoris del mismo barrio.

Estas personas, al igual que sus familiares, pidieron justicia y que tanto la Policía como la Fiscalía capturen al responsable del asesinato, de quien ya ellos tienen identificado y parece cuenta con boleta de captura.

El adolescente fue atacado por el vigilante, en momentos que un grupo de muchachos se encontraban en la casa de la víctima, en la carrera 11C con la calle 47 festejando el día de amor y amistad, lo que parece no fue del agrado del vigilante, quien inicialmente discutió con ellos, amenazó con pedir la policía y finalmente mató a Altamar Sánchez.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios