No perder la perspectiva de la paz

0
357

Tantos años de violencia que han vivido nuestros pueblos y tanto que se ha anhelado tener un país sin violencia, que la sangre de los hermanos no se derrame en cualquier municipio y sobre todo que aprendamos que las diferencias nos ayudan a construirnos, que la pluralidad hace de la diversidad un Estado trabajador y destacado en el mundo, que si nos uniéramos en nuestras diferencias podríamos hasta ser una potencia mundial.
Desde este punto de vista debemos ver con mucha atención y cuidado todo lo que está pasando en el entorno cotidiano y político de Colombia, por cuanto se podría echar por la borda los diversos escenarios que se habían creado para poder debatir las ideas y no generar reacciones violentas. Ojalá entendiéramos que desde el diálogo se puede más y se logra la concertación para trabajar de la mano por el futuro.
Que esta jornada democrática de elección regional sirva para limar las asperezas que nos están dividiendo y no nos dejan edificar la unidad nacional luego de la terminación del conflicto con las Farc. Seguimos esperando que sea una demostración que sí se puede llegar al respeto y conciliación desde las diferencias de pensamiento y de grupo político.
Esperamos todos los colombianos que este sea un paso más para poder seguir afirmando esa voluntad de paz, para que de igual forma se pueda también lograr los diálogos con el grupo guerrillero del Eln, que se dejen de un lado los hechos violentos que están otra vez minando la voluntad nacional y se preserve la perspectiva de consolidar la convivencia entre todos los colombianos.
Pero la confianza en Colombia es que continúe en los cabecillas del grupo exguerrillero el pensamiento de seguir adelante con ese propósito que enmarca el Acuerdo firmado con el gobierno anterior y que de igual forma sigan transmitiendo ese pensar a las bases del movimiento para que crean en la resolución de este conflicto armado por las vías de la paz, del perdón y la reparación a las víctimas.
Esperemos que desde la Casa de Nariño también se pueda dar una nueva luz para guiar la reconciliación de los colombianos, que den muestras de llegar a acuerdos y poder decirle a los alzados en armas, disidentes y compatriotas en general, que desde las diferentes orillas de sus pensamientos también se puede llegar a un punto de encuentro para resolver lo que nos separa del acuerdo y así anunciar a viva voz que se van a sentar también los diferentes grupos y movimientos a dialogar con todos los actores de la sociedad y poder en Colombia tener una paz absoluta y verdadera.

Comentarios